jueves, 29 de mayo de 2014

61ª COMPETICIÓN: I "HÉRCULES XTRM": LA CARRERA DEL AÑO

Sábado, 24/5/14, 15:30 h.
I "HÉRCULES XTRM" (La Coruña)
Campeonato Gallego de Triatlón Media Distancia
Distancia: Media Distancia: 1.9 km + 82 km + 21 km
Dificultad: Media (bici urbana + carrera con cuestas)
Inscripción: 100 euros
Tiempo: 4h 37' 29"
Tiempo del 1º: 4h 03' 24" (- 34' 05")
Puesto: 26º de 250
Avituallamiento: agua, pasteles, fruta, pizza...
Trayecto desde Betanzos: 25' - 25 km
Puntuación: 9/10
Repetiría: SI (seguro)
Ya está. Botón izquierdo "aceptar" y ya tengo el objetivo de la temporada meses antes del inicio, sin completar el calendario de competiciones. Pero es que siendo coruñés y de la zona de María Pita imposible rechazar "el reto de Hércules". Estaba seguro que iba a ser una carrera especial, espectacular y que iba a ser un antes y un después en la temporada. A pesar de que días antes la gente estaba nerviosa por la falta de información de circuitos, horarios... yo estaba seguro que todo el mundo saldría encantado y contaba los días para escuchar el bocinazo de salida. Después de los tris de Sanxenxo (Olímpico) y Riazor (Sprint) llegaba rodado para dar el 100% en mi casa y con todos los ingredientes para recordar esta prueba durante mucho tiempo: circuito urbano, recorriendo los emblemas de la ciudad, gran ambiente, muchos compañeros de club y una distancia realmente atractiva. Prohibido no disfrutar.
8:30 h. Suena el despertador. Huele a día grande y tras echar un vistazo por la ventana parece que la lluvia dará un respiro. Perfecto. Desayuno con calma y hago la mochila con los más de 50 puntos que aparecen, la repaso y la vuelvo a repasar. Hoy no puede fallar nada. A las 11:00 salgo con Patri y media hora después llego a Maria Pita. Subidón. Tantos años corriendo por esa plaza y verla ahora convertida en un "box" y presta para la batalla me pone la piel de gallina. Recojo el dorsal y entro en boxes a dejar la bici. No hay colas, perfecto. Me encuentro a varios tricolegas y aprovecho para comentar detalles de la prueba, el tiempo... Decido no dejar nada más por si acaso llueve y voy a la reunión técnica. Como alumno aplicado ya sabía todo lo que dijeron, así que nada más terminar salgo disparado buscando
 un italiano para llenarme de hidratos por 4º día consecutivo. Por suerte, al ser tan temprano somos los primeros y nos sirven rápido. Eso sí, con los nervios engullo a toda velocidad y se me forma un bollo en el estómago a menos de 2 horas de la prueba. No pasa nada, estamos a 20 minutos de la "zona 0" y con el paseíto ya voy algo mejor. Falta 1 hora para la prueba y ahora sí dejo todo colocado en boxes, cojo el neopreno y me voy con el resto de mis compañeros de club a pasar la tensión "en familia". A pesar de los chistes y las sonrisas mientras nos ponemos el neopreno se adivinan los nervios y la emoción del momento. Todos estamos con muchas ganas y el ambiente es muy bonito. A las 15:00 h, media hora antes del inicio, nos llaman a la línea de meta para rendirle un homenaje a un tricolega que por culpa de
un desgraciado accidente no puede participar. Esta prueba también va por él. Tras un minuto de silencio nos dirigimos todos juntos a la salida, 300 m. formando un rebaño con la familia y amigos en dirección al puerto, lugar de salida. Me despido de Patri para entrar en la zona destinada a triatletas y nos sorprenden con un "modificado el circuito de bici, serán 5 vueltas en vez de 4". ¡Toma ya! Regalito de Hércules para aumentar los nervios. Me dirijo a la zona de rapel, no puedo ponerle otro nombre al lugar por donde nos hacen lanzarnos al agua, las rocas en cuesta con divertidos huecos en los que si metías el pie ya ni empezabas la prueba, creo que un punto a mejorar. Mientras practico la "bajada de
cangrejo" escucho algunos gritos. "Sí, seguro que estará fresquita". El día aguanta pero tampoco sale el sol, estará como en Sanxenxo. Meto un pie y se confirma: gritaban con razón. Congelada. Mientras pienso en esperar un poco para meterme nos grita un juez que nos tiremos de una vez que ya están casi todos en la zona de salida. Así que no me queda más remedio y me lanzo con cuidado a las aguas del puerto coruñés. Tardo 10" en reaccionar y a pesar de que mi cara no responde consigo no convertirme en estalactita y braceo los 150 m. que me separan de la línea de salida para colocarme con mis compañeros. Para mí estos momentos son los más complicados, esperando al bocinazo, los nervios aumentan a cada segundo. Mientras busco pensamientos positivos, recordando que voy a participar en una prueba "en mi casa", en un buen momento de forma, con muchos amigos... y todas esas historias me coloco
en un extremo para salir tranquilo. No soy buen nadador y no me gustan los golpes en el agua. Así que como no me da tiempo a irme a la derecha del todo pues me coloco a la izquierda, cerca de "la grada". Tras unas cuantas patadas de braza y unas inspiraciones profundas, mirada a la derecha para quedarme con la instantánea de los 300 guerreros dispuestos a la batalla y... ¡¡accion!! Comienza el desafío. Primera prueba: 1900 metros en línea recta hasta el espectacular Castillo de San Antón, giro en las boyas, vuelta y últimos metros entre los barcos del pantalán del puerto para subir por la rampa de las embarcaciones. Primer objetivo conseguido, salgo sin problemas y sin ningún golpe. De la alegría se me ha pasado hasta el frío. Aprovecho para centrarme en la técnica y no me fijo en los que me pasan por al lado
delfines. Los patos sólo podemos centrarnos en avanzar con calma, así que de vez en cuando levanto el periscopio hacia la derecha para ver que no me desvío demasiado y sigo a lo mío. Al llegar a la 1ª boya amarilla empiezan los problemas, tengo que "unirme a la manada" y se reduce el espacio. Hasta la boya roja tengo que ir muy atento con no chocar, pero ya cerca del Castillo, en el giro, la situación pasa a "Defcon 2", 5 metros para 50 tíos, regalo seguro. Me empiezan a caer y me convierto en "Batman", abro codos y protejo mi espacio. Aún así, tengo que nadar a braza unos metros para minimizar los daños. En la 2ª boya de giro, más de lo mismo. Así que tomo la opción de hacer un largo en horizontal hacia la izquierda y seguir nadando en solitario. Gran acierto. Hago la recta de vuelta muy cómodo y paso por "la grada" llena de gente animando en el puerto, plus de energía para los últimos metros. Sólo queda la zona de los barcos pero aquí el extenso mar se 
convierte en "carril único" y a pesar de echarme a un lado uno me toma por tortuga y pretende convertirse en mi caparazón. A los 15" no aguanto más y tras poner el modo "karate kid" consigo soltarlo pero ya voy agobiado. Por suerte tras un par de giros a la derecha ya veo la rampa de salida a unos 100 m. Lo malo es que también veo a los que ya han salido del agua corriendo hacia la T1 y me entra el agobio. Aumento el ritmo (aunque la velocidad sea la misma) y decido hacer una "serie de 50 m." para salir del agua con buenas sensaciones. Toco tierra y hay un montón de gente animando, es sábado por la tarde y La Coruña está espectacular, gran acierto de los organizadores. Hasta el cielo nos regala un tiempo mejor del esperado. Llega uno de los momentos complicados. Después de 3 semanas lesionado y aún con dolores en la planta del pie, recuerdo mis clases de pequeño en baile gallego para correr con el famoso 
"punta-tacón" intentando apoyar lo menos posible la planta del pie izquierdo en los "complicados" 300 m. que me separan de los boxes. Hay unas cuantas piedrecitas y el suelo tampoco es llano, así que cualquier "cambio de perfil" me hace ver las estrellas y llego con dolor a la T1 aunque sin aumentar los daños. El crono marca 36'11", mejor de lo esperado aunque en el puesto 113, muy lejos de los pros. Toca remontada. Mientras corro por la larga recta de los boxes, puesto que mi bici está al final, decido ponerme todo para no perder tiempo en la T2. Así que me quito el neopreno, seco los pies, me pongo los calcetines, el casco, el dorsal... y cuando voy a ponerme el maillot no me abrocha. Vuelvo a intentarlo y nada. ¡Me cago en...! Veo como me van pasando corredores y después de 30" de intentos me lo quito y me arriesgo con el tritraje. Cojo la bici y salgo disparado por la plaza anotando en "asuntos pendientes" apuntarme a un cursillo de abrochar cremalleras... Escucho mi nombre y muchos ánimos, tengo un montón de familia y amigos entre el numeroso público y eso es mejor que tomarse un gel con cafeína. Sonrío y cruzo el arco de la plaza para poder subirme a la bici. Con los nervios la he cogido por el lado equivocado y no sé saltar desde aquí, así que me paro y subo con calma. Ahora sí, a por el 2º desafío: 5 vueltas (82 km) a un circuito urbano de algo más de 16 km desde María Pita pasando por los Cantones, el túnel moto GP que nos lleva al paseo
 marítimo, todo hasta la imperial Torre de Hércules, giro en la rotonda y vuelta hasta el mirador de San Pedro, rotonda y vuelta hasta la Plaza de Pontevedra, de nuevo el túnel para salir en los Cantones e ir hasta la zona del Corte Inglés y de aquí de nuevo a María Pita. En 2 palabras: "im - prezionante". Después de fotografiar en mi retina los primeros 100 m. del sector con cientos de personas a los lados animando al estilo etapa de montaña de La Vuelta a España, intento acoplarme en la larga recta pero los continuos baches me invitan a beber un poco de agua antes de buscar la aerodinámica. Ahora sí me acoplo hasta el giro cerrado a la derecha en Juana de Vega, me preparo para el túnel y sin quitar plato salgo al paseo en dirección Torre de Hércules adelantando a un par de corredores. Esta zona es un poco complicada porque a pesar de las impresionantes vistas pega un poco el viento y cuesta ir 
acoplado. Al llegar al giro en los campos de la Torre llega el tramo favorable y todo el paseo hasta el Estadio se hace a gran velocidad. Aquí empiezo a ver pasar a la cabeza de carrera y me distraigo mientras pedaleo por la otra zona de viento y con ligera pendiente hasta el Millenium. Aquí llega "la pared" de la vuelta, 300 m. que obligan a utilizar todo el desarrollo y a subir con calma, no quiero imaginarme cómo voy a subir en la 5ª vuelta. Arriba está el avituallamiento y aprovecho para tomarme uno de los geles que llevo. Tras un buen trago de agua hago "a full" el paseo hasta la Plaza de Pontevedra, giro con cuidado hacia el túnel y rezo por no comerme un bidón dentro del túnel porque no se ve nada y hay que intuir por dónde vas. Por suerte salgo sin problemas y me acoplo para volver a meter plato en dirección al Corte Inglés, giro en la rotonda y veo la zona del penalty box, hay varios corredores,
lo que me hace repetir en mi cabeza las 2 palabras mágicas: "No Drafting" (5 minutos de penalización). Sin soltar los acoples completo la 1ª vuelta y giro en Puerta Real entre los ánimos de todo el público, orgullo coruñés de ver mi ciudad y mi gente con este ambiente tri. Así que me pongo de pie y hago una arrancada "de cara a la galería" para luego volver a acoplarme y hacer otra vuelta bastante similar, subiendo con un poco más de dificultad el Millenium y comiendo media barrita de chocolate. Entre las increíbles vistas, los continuos giros y los saludos con mis compis de equipo no tengo tiempo a aburrirme. Llego a ese momento en las carreras de media y larga distancia en que "circulas" con la gente que va a tu misma velocidad. Es decir, te paso, me pasas, te vuelvo a pasar... y así hasta el final, dependiendo del momento. En algunos instantes es complicado porque se pegan mucho, así que yo me dejo caer rápido para que los jueces no me premien con una tarjeta. Completo otra vuelta, sólo faltan 2 y el ritmo no es malo, aunque las piernas empiezan a hincharse y no me aconsejan que apriete si luego quiero correr rápido. Así que pongo el "modo económico" y mantengo la frecuencia, haciendo lo mismo en cada vuelta y subiendo cada vez con más dificultad la cuesta del Millenium. Y por fin, tras 2h 26' 58" (parcial 54) llego a la línea de desmontaje tan rápido que no me da tiempo a quitarme una de las zapas y tengo que pararme en seco, quitarla y correr
con la bici en una mano y la zapa en la otra. Cruzo el arco de María Pita, por el que habré pasado unas 10000 veces y la imagen es para guardar en el disco duro: me siento Melendi en un concierto en la Plaza Mayor, imposible no sonreír. Entro en la T2 y la hago tan rápido que me olvido de quitar el casco y tengo que volver para dejarlo. Después de la novatada comienzo el 3º desafío: la media maratón final, 21 km repartidos en 2 vueltas desde la plaza de María Pita hasta la Torre de Hércules y con varias cuestas que quitan el hipo. Nada más salir de la plaza, animado por los gritos de la gente, tengo que poner el "modo relajación" para subir la 1º cuesta en la Ciudad Vieja. Miro hacia el suelo deseando que llegue el final y al llegar arriba ya voy calentito, lo que me queda. Según mis cálculos llevo a 3 compañeros del club por delante, 2 cracks de larga distancia y un pro de corta, fantástica posición teniendo en cuenta que íbamos 20. Paso por delante de la Hípica y veo al pro de mi club tumbado en el suelo, está con calambres y no sabe si podrá seguir, ya estoy en el top-3. Tras un giro delante de la Cruz Roja llego al paseo con otra cuesta interesante. En la larga recta hasta San Amaro me centro en marcar un buen ritmo e intento fijarme mini-objetivos, a la vez que me distraigo viendo a los favoritos que ya vienen de vuelta. Bajo la cuesta hacia Adormideras y un
compi del club que está de voluntario me avisa que llevo a los 2 tricolegas del equipo a pocos minutos, así que sólo pensar en luchar por quedar 1º de la elástica rojilla me da un plus para subir un puntito. Cruzo Adormideras (donde estudié COU) y tras el aviso del voluntario (chapeau para todos ellos, animando y ayudando durante toda la prueba, vaya cracks) con el ya famoso "cuidado tablón levantado a la derecha" inicio el tramo de tierra por la zona de los Menhires. Como me conozco cada metro de la zona, sé cuándo tengo que apretar y cuando relajarme, así que voy a un ritmo cómodo buscando referencias. Aquí llega el único "punto negro" de los voluntarios, hay 2 caminos a elegir y no hay nadie que te diga por dónde, así que elijo el largo (soy masoca) y acierto, veo más corredores adelante. Al llegar a unos pequeños toboganes en la zona del mirador cazo al 2º de mi club, Celso, que va muy justito, y nos animamos para lo que queda. Ya la veo. A lo lejos está la Torre de Hércules, desafiando desde la distancia y retándonos a que la subamos. Dicho y hecho. Quemándome las piernas y sin levantar demasiado la cabeza llego a la base del monumento con las piernas temblando mientras veo a Diego, el 1º de mi club, que inicia la bajada. Doy la vuelta a la Torre sin sentir las piernas y intentando borrar de mi cabeza que aún queda otra vuelta. Hago la bajada, doy la vuelta por el aparcamiento de la 
torre y camino de vuelta por la zona de los menhires. Confío en volver a marcar un buen ritmo ahora que pica hacia abajo pero un flato aparece para fastidiarme el crono; bajo el ritmo rezando para que desaparezca y aprovecho para tomarme un gel. Parece que funciona y en Adormideras puedo volver a poner el "modo rápido" hasta llegar a la cuesta hasta el paseo, en la que casi pido papas. Giro a la izquierda y no cambiaría la cuesta abajo por un jacuzzi. Dejo caer las piernas y ampliando la zancada vuelvo a coger velocidad, manteniéndola hasta el final del paseo. Subo por la hípica, giro a la derecha por delante del cuartel de Atocha y bajo hacia la plaza. Buff, otra imagen para el recuerdo, entrando en la plaza por la iglesia de San Jorge y viendo y escuchando el ambiente y a todo el mundo animando sin parar.
Sólo queda 1 vuelta y aún encima me dicen que llevo a Diego, 1º del club, a menos de 1 minuto. Ahora o nunca. Busco el interruptor de "modo caza y captura" y tras cruzar la plaza sintiéndome Indurain me echo una botella de agua por encima y agacho la cabeza para no ver cuánto me falta por subir de la cuesta de la Ciudad Vieja. Una menos. Aprieto en el llano y ya veo a Diego, lo cazo en la cuesta de inicio del paseo y se pone a mi par. Vamos así todo el tramo llano y ya pienso en jugarme "la honrilla del club" en un sprint, y eso que aún faltan 6 o 7 km, la cabeza no para. Vuelvo a echarme otra botella por encima y aumento el ritmo en la bajada, se queda. Así que cojo toda la pasta que me he metido en el cuerpo en los últimos días y la quemo a toda velocidad, abriendo hueco. Nunca me habría imaginado estar tan adelante en una prueba así. Paso por los menhires y hay oleaje, increíble como rompen las olas en esa zona. Hago los toboganes y vuelvo a desafiar a la torre, aunque casi me dan ganas de subir andando. Pero no puedo perder ahora todo lo que he ganado y con los ánimos de la gente veo la rosa de los vientos desde la cima para lanzarme a tumba abierta alejándome de la cabeza de Gerión y con muchas ganas de llegar. En la vuelta por detrás del campo de golf decido echar el resto y subo la frecuencia, justo en el momento que el isquio derecho me avisa que no me pase. Así que regulo y rezo para que una sobrecarga o una rotura no me 
arruine la carrera. Me tomo el último gel y sigo pasando gente. A pesar de las molestias y del cansancio sigo a buen ritmo y algunos ya van fundidos. Llego al último muro, la subida de Adormideras y sufro tanto como en la subida al Monte do Gozo en el duatlón de Santiago, pero consigo coronar la cima sin pararme. Inicio la bajada confiado en que queda lo más fácil y duchándome de nuevo con otra botella busco evadirme del sufrimiento saludando a la gente y chocándole la mano a los numerosos niños que hay por el paseo... ¡ojalá que se animen a hacer triatlón! Llego al final del paseo y queda menos de 1 km. Emoción, ganas, pensamientos, entrenos... mi cabeza no deja de procesar todo lo vivido en los últimos meses para llegar hasta este momento, los últimos metros de una carrera increíble que estoy saboreando de principio a fin. Aprovecho la zona de la Hípica y la recta del cuartel para adelantar a 2 o 3 corredores más y abrir hueco para no tener que esprintar al final, e inicio la bajada hacia la zona de meta.
Vuelvo a ver la plaza, ahora con una mezcla de emoción y alivio que casi no me permite ver a escasos metros a 2 de mis sobrinos de 5 y 6 años esperándome uno a cada lado en la plaza y ofreciéndome su mano para hacer los últimos 100 m. conmigo hasta la meta. Verdaderamente emocionado, les cojo la mano y recorro entre aplausos y los ánimos del speaker los 100 m. más emocionantes y emotivos de mis 3 años en el mundo del triatlón, 100 m. que quedarán en mi retina para siempre y que pusieron la guinda al pastel de una carrera para la historia. Cruzo la meta con mis sobrinos, ya soy finisher y entro en el puesto 26º parando el crono en 4h 37' 29" y 1º de mi club, un orgullo enorme. Además, completo el último sector en 1h 30' 12", 6º mejor parcial sólo por detrás de los 5 primeros clasificados. Mejor imposible. Mientras saludo a mis sobrinos y los cojo en brazos aprovecho para beber botellines de agua como chupitos y comerme todo lo que soy capaz de coger con las manos. El avituallamiento es abundante y hay barra libre. Cuando recupero el aliento veo llegar a los familiares y amigos a felicitarme. También van llegando los tricolegas, es el momento de soltar la tensión y de las felicitaciones. Pero el día tampoco está para demasiadas alegrías y empiezo a tiritar de lo lindo, tanto que tengo que ir a tomarme un colacao para no quedarme tieso. Media hora después recupero la temperatura corporal para ir a hacerme las últimas fotos con el resto del "Triatlón Coruña" que hicieron un carrerón (9º por equipos) y tras recoger la bici y saborear el sueño cumplido, giro la cabeza saludando a Hércules y retándole para que el próximo año sea aún mejor. Con el cuerpo extenuado, la retina llena de imágenes inolvidables, la medalla en el pecho y una sonrisa de oreja a oreja me voy alejando de María Pita pensando ya en cuando podré volver a pulsar el botón izquierdo y darle al botón de "aceptar" para inscribirme en la edición del año que viene...¡a por el II Hércules Xtrm!
La foto que resume mi carrera

LO MEJOR: Ambiente, recorridos, horario de la prueba, voluntarios, organización... ¡increíble!
LO PEOR: tardanza en publicar los circuitos y horarios, cambio de última hora del circuito ciclista.

CLASIFICACIÓN HÉRCULES XTRM

FOTOS E INFORMACIÓN HÉRCULES XTRM

martes, 27 de mayo de 2014

147ª SEMANA DE ENTRENO: BUSCANDO MI SITIO

En muchos momentos de nuestro vida, y dependiendo de diversos factores y situaciones, llega un instante en el que tenemos que elegir hacia que lado tirar. En el cole con las amistades, en los estudios sobre lo que queremos hacer... es decir, buscar nuestro sitio. Esto también ocurre en el triatlón. Aunque algunos entran como un elefante a una cacharrería a hacer un Ironman de buenas a primeras (algo totalmente válido, por otro lado), estos son los menos y la mayoría entramos "llamando a la puerta" y a base de intentos y pruebas buscamos nuestro lugar dentro del mundo tri. En mi 3ª temporada, y ya conociendo de sobra de qué pie cojeo, creo que estoy empezando a encontrar mi lugar, es decir, las carreras y distancias en las que me encuentro a gusto y que cuando termino digo: "sí, lo he dado todo" y disfruto con el resultado. Como todos sabéis, en mi caso la natación es un hándicap para poder aspirar a competir con los pros. Así que creo que este año he acertado en la elección de las pruebas: los duatlones (pruebas "en seco") me vienen genial y puedo pelear por el podium en los populares y en cuanto al triatlón las pruebas que he hecho hasta ahora de distancia olímpica y media distancia me han encantado y he acabado muy contento. Las más cortas, los tris sprint, ya no me atraen. Todo muy rápido y sin aspiraciones al salir de 100 del agua. A ver, en los otros tampoco tengo opciones, pero al ser más largos disfruto más de la prueba y tengo la sensación de vaciarme un poco más y de que los entrenos han servido para algo. Y la prueba de media distancia en Coruña de la semana pasada acabó de decantar la balanza. Las sensaciones al terminar son infinitamente mejores que las pruebas cortas; además, los días previos también los vivo de otra manera, como si fueran pruebas más importantes, más preparativos... en el sprint me levanto, compito 1 hora y para casa. En fin, lo que quiero decir con esto es que cada uno tiene su sitio y que, en mi caso, ahora mismo está en las pruebas de media distancia.
Por ello, aunque he puesto que mi próximo reto será completar el Triatlón de Media Distancia de Riaño, en realidad el reto será llegar en plenitud de condiciones para disputar esa prueba, puesto que hasta esa fecha llega el 2º carrusel de triatlones de la temporada, con la disputa de 6 pruebas en tan sólo 5 semanas. 1 sprint (Oleiros), 4 olímpicos (Arroyo de la Encomienda, Riveira, Villameca, Gijón) y poner la guinda con el Tri MD de Riaño. Sólo de pensarlo me dan ganas de encerrarme en casa y apagar el interruptor, aunque en realidad estoy con la moral a tope después de las últimas pruebas disputadas... ¡a seguir!

Y después de 4 días seguidos hinchándome a comer pasta, increíblemente la báscula marcó el mismo peso que la semana anterior: 64.8 kg. Para darme con un canto en los dientes, porque después de la cantidad de hidratos que me metí entre pecho y espalda pensé que iba a subir un par de kilos. Llega otra semana complicada con algunos días de descanso por culpa de una pequeña "operación" en la boca que me tendrá unos días sin entrenar, así que espero ser capaz de contenerme y no picar demasiado.

Y entrenando esta semana ha ido enfocada exclusivamente a la prueba reina de la temporada, el triatlón de media distancia "Hércules Xtrm" del sábado. Entrenos cortos para llegar con chispa, que parece que dieron sus frutos viendo el resultado obtenido. La semana transcurrió así:

Lunes, 19/5/14: Natación: 1h - 2.5 km
Martes, 20/5/14: Gym: 45' circuito + Carrera: 1h - 13 km (rodaje progresivo).
Miércoles, 21/5/14: Gym: 35' circuito + Ciclismo: 1h - 31 km + Natación: 1h - 2.4 km
Jueves, 22/5/14: Carrera: 45' - 9 km
Viernes, 23/5/14: Carrera: 20' - 4 km + Natación: 30' - 1 km
Sábado, 24/5/14: "HÉRCULES XTRM" (1.9 + 82 + 21): 4 h 37' 29". Puesto 26º.

Natación: 4 sesiones - 3h 05' - 7.8 km
Ciclismo: 2 sesiones - 3h 30' - 113 km
Carrera: 4 sesiones - 3h 35' - 47 km
Gym: 2 sesiones - 1h 20' 
TOTAL: 10 SESIONES - 11 h 30'

Otra semana positiva al zurrón. Aunque parezca increíble en los últimos días he notado una ligera mejoría en natación, toco madera. La bici casi ni la he tocado, queda pendiente para la próxima semana y en la carrera he vuelto a encontrarme a gusto, con un entreno psicológico el martes de cara a la prueba del sábado que dio sus resultados, haciendo un espectacular (para mí) sector de carrera en la media maratón de la prueba. Teniendo en cuenta que el día que más tiempo he corrido seguido ha sido este martes, pues... ¡¡genial!!
Y nada, como ya he dicho antes, esta semana será un poco rara porque después de un pequeño descanso tras la prueba tocará volver a descansar por una pequeña intervención en la boca a mitad de semana. De todas formas, intentaré "minimizar los daños" y hacer lo que pueda, aunque el tiempo tampoco acompañe. Serán unos días para recuperar los músculos y coger fuerzas para el 2º "pack" de triatlones de la temporada (en los que por cierto he podido incluir el triatlón de Oleiros porque al final he conseguido plaza!!).

PLANETA TRIATLÓN

  • En breve publicaré la crónica del "Hércules Xtrm", la prueba reina de la temporada, que a pesar de las críticas por el caos circulatorio, ha sido una carrera espectacular y puede ser una referencia internacional en los próximos años...
  • Este próximo fin de semana se disputa el Campeonato del Mundo de Duatlón en Pontevedra. A pesar de la ausencia de última hora de Javier Gómez Noya, será un fin de semana increíble con los mejores duatletas del mundo quemando el asfalto gallego. Sin duda la prueba estrella del fin de semana.
  • Además se celebran varias carreras populares (Teo, Touro, O Burgo, Sandiás, Sarria, Beade, Pantón, Zas, O Couto, "Contra el Cáncer" A Coruña), una cicloturista (13ª marcha rías do morrazo). Tenéis toda la información en los enlaces que aparecen a la derecha: correr en galicia, championchipnorte...
  • También este fin de semana, aunque lo tengo de "descanso competitivo", participaré en el "II Reto 24 horas" en la piscina de Betanzos. Consiste en una prueba non-stop que se realiza por relevos (entre 6 y 9 personas cada hora) intentando superar los metros nadados el año pasado, en este caso 78.000 metros. Con este evento se recaudan alimentos para las familias más necesitadas. En mi caso nadaré 2 turnos, a ver cómo me responde el cuerpo porque habrá que ir a tope para superar la marca fijada, no me vendrá mal como entreno y espero pasarlo tan bien como el año pasado.
  • Y el domingo se disputa en Oleiros el "Mera 100", una prueba contrarreloj por equipos (de 3) de ciclismo en la que participé el año pasado y de la cual casi ni me enteré este año por la escasez de información sobre el evento. De todas formas, intentaré pasarme por allí porque es una carrera muy chula y nunca está de más animar a los participantes y recordar lo que sufrí el año pasado...
  • No me puedo olvidar de aplaudir a Susana Rodríguez, nuestra paratriatleta gallega que ha vuelto a ganar, esta vez en Besançon, en una prueba ITU World, casi nada. Y felicitar también a Nan Oliveras y Paula García, campeones en Altafulla este fin de semana del campeonato de España Sprint... ¡vaya cracks!
  • Y por esta semana ya llega, no? Os dejo en esta ocasión la emisión del capítulo 2 del programa "Imparables" de Santi Millán, en la que cuenta desde dentro la "Cape Epic", una de las pruebas de BTT más espectaculares del mundo y a la que, tras ver el programa, me ha entrado el gusanillo de buscar el reto algún día (seguro que a vosotros también)... ¡¡buena semana, salud y kilómetros!!

jueves, 22 de mayo de 2014

LA PREVIA: I "HÉRCULES XTRM" (SÁBADO, 24/5/14, 15:30 h.)


FICHA TÉCNICA

Prueba: I "Hércules Xtrm"
Lugar: Plaza de María Pita (La Coruña)
Fecha: Sábado, 24 de Mayo de 2014
Hora: 15:30 h. (relevos 10 minutos después)
Distancia: Media Distancia (1.9 km (1 v.) + 77 km (4 v.) + 21 km (2 v.)
Dificultad: Media - baja (mar tranquilo, circuitos de bici y carrera con cuestas)
Inscripción: 100 euros (equipos de relevos (3): 180)
Recogida de dorsales: Viernes (5 a 9) - Sábado (10 - 11.30)
Control de material: 11:30 - 14:30 h.
Reunión Técnica: 12:00 h.
Página web de la prueba: herculesxtrm.com
Facebook de la prueba: www.facebook.com/herculesxtrm
Por fin. Faltan solamente unas horas para el inicio de la batalla contra Hércules y los nervios empiezan a revolver el estómago. Aún faltan un par de entrenos de "puesta a punto", la revisión del material, algún atracón más de pasta... pero en el ambiente se respira triatlón del bueno. Después de varios meses esperando llega la "prueba reina" de la temporada para muchos y seguramente de las más espectaculares, el 1º triatlón de media distancia que se celebra en La Coruña. Para más inri, será totalmente urbano. Para un coruñés como yo, que ha nacido, crecido y jugado a escasos metros de la zona de transición pues... ¿qué os puedo contar de la ilusión que me hace? Pues como un niño con zapatos nuevos, deseando escuchar el bocinazo y que salga todo bien. A pesar de las quejas de algunos y de, esto sí tengo que reconocerlo, la tardanza en dar la información... ¡ya está aquí el Hércules Xtrm!
Cuenta la leyenda que Hércules consiguió derrotar a Gerión en 3 días, le cortó la cabeza y la hundió en la tierra sobre la que mandó construir una gran torre, hoy emblema de la ciudad en todo el mundo. Muchos años después, Hércules vuelve para lanzar un desafío a los 400 valientes que se atreven a retarle, bajo la atenta mirada de la heroína de la ciudad; María Pita, que dará ánimo a los guerreros desde la zona de boxes. No se puede juzgar "antes de", pero nadar bordeando el castillo de San Antón y en un entorno mágico como el puerto coruñés, pedalear por uno de los paseos marítimos más grandes de Europa y callejeando por pleno centro de la ciudad y correr por lugares tan emblemáticos como la Ciudad Vieja, Torre de Hércules... finalizando en la Plaza de María Pita... ¡es para quitarse el sombrero! Con todos estos ingredientes ya puede venir Hércules, Zeus, Neptuno o el que quiera que estoy seguro que el desafío se superará con nota.
Quizás una de las mayores preocupaciones de los que participamos sea el tiempo. Después de una semana de lluvias, para el día de la prueba también dan agua pero "a ratos", algo de viento... (tiempo gallego, vamos), así que hay muchas dudas con la bici que habrá que llevar, ruedas, ropa... Quizás ese sea un desafío más, acertar en la elección del material para ese día y sino, pelear como un jabato con lo que lleves.
Para ir empapándonos de la prueba, el viernes a las 16:00 h. se abrirá la "zona Expo" en la Plaza de María Pita, "zona 0" donde se situarán los boxes, se hará la reunión técnica... y uno de los emblemas de la ciudad con su espectacular Ayuntamiento (¡si aún sigo votando allí!). Una hora después, a las 17:00 h., abrirán la recogida de dorsales (hasta las 21:00 h.) para los que no quieran dejar todo para el último día. Pero tranquilos que también se podrán recoger el sábado de 10:00 a 11:30 h. A esa hora se abrirá el control de material para poder dejar la bici y el resto de pertenencias en boxes (hasta las 14:30 h.). Entre medias se realizará la reunión técnica (12:00 h.) y ya con las pulsaciones a mil por hora tendremos que estar en la plaza de María Pita a las 15:00 h, calentar un poco y media hora después (15:30 h.)... ¡acción!
Primera prueba de Hércules: 1900 metros a nado. Nos lanzaremos a las frías aguas de la bahía coruñesa desde un pantalán del puerto para hacer una larga recta hasta el castillo de San Antón, donde giraremos para volver hacia la salida y desde ahí seguir nadando entre los barcos atracados y salir a escasos 300 m. de la zona de boxes. Aquí, como casi siempre, lo más complicado será no llevar muchos golpes en la salida, porque 350 titanes buscando la gloria en pocos metros... habrá que tener cuidado. Tras completar el 1º desafío correremos hacia la plaza de María Pita para enfrentarnos al 2º: pedalear durante 77 km contra las inclemencias del tiempo, las rotondas, los giros, los túneles, las cuestas, el propio cansancio... 
4 vueltas en un circuito no apto para cardíacos, en donde están mezclados todos los ingredientes: zonas llanas para ir acoplado, rotondas, cuestas... y hasta 2 pasos por un túnel al estilo GP de Mónaco de F1. Para los que sean de fuera será como una "visita turística" por la ciudad, para los que somos coruñeses serán unos kilómetros muy especiales y que seguramente nos pondrán la piel de gallina. Es importante recalcar que en este sector NO ESTÁ PERMITIDO EL DRAFTING (ir a rueda), lo que será penalizado con 5 minutos en el "penalty box". Buff, después de la experiencia en el olímpico de Sanxenxo hace 2 semanas lo veo complicado, habrá que estar con 100 ojos y huir de las grupetas, aunque con 350 corredores en apenas 20 km y con tantos giros... ya se verá.
Y tras completar el 2º desafío y dejar la bici en boxes, llegará quizás el más complicado: correr una media maratón (21.1 km) dividida en 2 vueltas desde María Pita hasta la Torre de Hércules, pasando por la Ciudad Vieja y subiendo al emblema de la ciudad. Al igual que la bici, será una pasada correr por el Paseo Marítimo y por la zona de los Menhires, una zona increíble si hay oleaje. Aquí cada uno tendrá que medir sus fuerzas y regular un poco, porque hay falsos llanos y algunas cuestas que pueden dejarte bastante tocado para lo que falte. Y tras los 21 km enfilaremos el arco de la plaza de María Pita para recorrer la recta de 100 metros que nos indicará que hemos completado el desafío de Hércules y que ya somos "parte de la historia" de la ciudad, los primeros valientes que se atrevieron a desafiar a Hércules y sobrevivieron al reto.
A esta coctelera hay que añadirle que la final de la Champions empezará cuando aún se esté disputando la prueba, que habrá un "Liceo - Barcelona" de hockey sobre patines en el estadio de Riazor por donde transcurre el sector ciclista, que un sábado por la tarde la ciudad está a reventar de gente y ya no digo nada si hay partido... En fin, que no sé cómo saldrá pero habrá que intentar disfrutar cada momento que seguramente será irrepetible e inolvidable.
Mis expectativas, como siempre, serán las de disfrutar y terminar la carrera, aunque me encantaría poder bajar de las 4h 30'. Creo que, tras la lesión del último mes, vuelvo a estar bastante en forma y espero rondar ese tiempo. De todas formas, que salga lo que sea pero que acabemos todos con buenas sensaciones. De mi club iremos cerca de 15 valientes, que defenderemos el nombre de la ciudad (Triatlón Coruña) y que nos daremos ánimos para volar sobre el asfalto coruñés. No estoy seguro si lo podré hacer, pero me encantaría poder entrar en meta con mis sobrinos de la mano, como en los Ironman que se ven por la tele. Me haría mucha ilusión y estoy seguro que a ellos también. Sería una foto para recordar.
Y después de la prueba, esperando que el tiempo acompañe, habrá un "tercer tiempo" con pizzas, bebidas y música para celebrar la consecución del desafío y la entrega de trofeos a los cracks (si no ocurre nada raro, me imagino que ganará Oscar Vicente, uno de los mejores triatletas nacionales que finalmente será de la partida). Después de muchos meses de entrenos, nadie dice que será fácil, pero la recompensa merece la pena... ¡nos vemos en Coruña!


PD: creo que durante la prueba se podrán seguir los tiempos de los corredores en directo a través de un enlace en la página web, aunque esto no está confirmado. Además, habrá duchas en el Cuartel de Atocha (a escasos 100 m. de boxes, detrás de la plaza de María Pita).
Y, sobre todo para los que no sois de aquí y los que no podéis participar, os dejo un vídeo - presentación de la prueba para poneros los dientes largos y que en futuras ediciones nos veamos desafiando a Hércules de nuevo en una ciudad mágica como es La Coruña...

LIBRO DE LA PRUEBA



miércoles, 21 de mayo de 2014

60ª COMPETICIÓN: IX TRIATLÓN RIAZOR: DETALLES

Sábado, 17/5/14, 11:00 h.
IX Triatlón de Riazor (La Coruña)
1ª Prueba Clasificatoria del Cto Gallego
Distancia: Sprint (750 m. + 21.2 km + 5 km)
Dificultad: Baja (circuitos llanos)
Inscripción: 18 euros (sólo federados)
Tiempo: 1h 11' 12"
Tiempo del 1º: 1h 08' 10" (- 3' 02")
Puesto: 14º de 145
Avituallamiento: agua, isotónica, plátano, barrita
Trayecto desde Betanzos: 25' - 25 km
Puntuación: 7/10
Repetiría: SI
De vuelta a los orígenes. 2 años después vuelvo a pisar la ¿fina? arena de la bahía coruñesa en la que debuté. Sigue doliendo como en aquel entonces, pero mis pies ya están curtidos por muchas batallas y esta será una más, aunque siempre le tendré un cariño especial por ser la 1ª y en mi ciudad.
8:30 h. ¡Arriba, no es madrugón pero tampoco quiero romper la racha de llegar con tiempo! Rutina de buen desayuno, repaso a la mochila, poner el chip antes de salir (porque después me olvido seguro) y esta vez con 2 animadoras (Patri y Laura) salimos a las 9:45 en dirección Coruña. Después de un viajecito de 25' llego al parking del estadio y ya hace calor. El día está increíble y la carrera promete. Ya están corriendo los de la prueba popular, así que toca apurar. Saludo a unos cuantos del club, hoy venimos en manada, y voy a por el
dorsal. Esta vez soy de los últimos y por suerte encuentro a mi compi de entrenos Javi para echarme una mano. Dejo la mochila en el guardarropa, me cargo los bártulos de la natación al hombro y salgo disparado hacia boxes a dejar la bici. Peor que la cola del paro, esto no empieza en hora ni de broma. Menos mal que por allí andan mis compis del club y me cuelo, nadie se queja y con compañía se hace más corto. Perfecto. Entramos en boxes y aquello parece una tripachanga, todos los del equipo juntos ocupando 5 metros de barra, para el próximo pedimos descuento de grupo. Entre risas y fotos (con Fede y Héctor de fotógrafos) dejamos todo colocado, nos ponemos el neopreno y a hacer la 1ª transición, quizás la más dura, apurar por la ¿arena? más de 500 m. para no llegar tarde a la salida. Aún no había llegado y ya llaman para 
empezar. Perfecto, sin calentar. Aún así me cuelo por un lado para probar el agua. Congelada. Me resigno y me coloco a cola de pelotón, donde me encuentro a varios de la elástica rojilla (normal, somos unos 20 del club) y aliviamos la tensión comentando la salida, que va a ser movidita. Los jueces avisan que hay rocas (con la marea baja) y que tenemos que salir 150 tíos por unos 10 m. de ancho para no chocar con ellas. Como si fuera mejor la opción que nos dan, comer manotazos y patadas por todos lados. Así que suena la bocina y entro con calma, mientras por delante se reparte de lo lindo. Sorteo las rocas e intento nadar cómodo. Complicado los primeros metros con todos los que somos,
además que el mar no está tan plato como parecía y hay continuos toboganes hasta la 1ª boya. Aquí se produce otro atasco, pero no tengo escapatoria y no me queda otra que abrir codos e intentar minimizar los daños. Me cae un remazo por la derecha, 2 se me cierran por delante y me tengo que frenar... hasta la 2ª boya paro 2 veces más por cambios de trayectoria y me desespero con lo mal que nada la gente (o el poco compañerismo que hay en este sector, en el que parece que "vale todo" por ganar 5 o 10 míseros segundos). Tras un recorrido que se me hace eterno llego a la 2ª boya y tras el giro consigo nadar algo más cómodo aunque siempre con compañía a los lados. Sin duda la natación más complicada de la temporada (por el momento). Aún queda para llegar a la orilla, pero al igual que en Sanxenxo, me encuentro
a Javi en el agua y me motivo, es importante salir delante para coger su rueda en la bici. Acelero un poco (aunque no sé si realmente voy más rápido) y peleando la posición en los últimos metros salgo a la arena pensando ya en remontar posiciones en lo que queda de carrera, así que corro cuesta arriba los 200 m. que me separan de los boxes. Es uno de los momentos más chulos, porque la gente hace un pasillo a los lados animando, pero correr por la arena cuesta arriba después de haber nadado a tope no te deja tiempo para disfrutarlo. Subo la cuesta y el pitido del chip indica que he tardado 15'12" (un mundo) saliendo en torno a la posición 100. Toca remontada de las grandes. Llegando a la T1 tengo que "abrirme" para pasar a uno y meto el pie en una rendija de una alcantarilla, casi me fastidio la planta del pie otra vez. Intento relajarme un poco pero al enfilar mi línea de boxes veo a Javi corriendo en paralelo por la derecha y no me queda otra, aprieto. Quito el 
 neopreno sin muchos problemas, dejo el casco y salgo disparado. A los 5 m... ¡me cago en...! llevo el portadorsal en la bici, así que me paro, aguanto la flaca con la cadera e intento abrocharlo lo más rápido posible. Los nervios me traicionan y pierdo 5 segundos de oro. Ya no veo a Javi pero aparece una 2ª oportunidad llamada Fran, de mi equipo, que va como un tiro en la bici, justo delante de mí. Sé que si quiero conseguir un buen puesto en esta carrera no me queda otra que sufrir a su rueda y consigo subirme en la bici tras su estela. Cuando estoy intentando respirar un poco se me mete otro corredor entre los 2 y aprovecho para dar un par de tragos al bidón. En ese momento el que tengo delante se deja ir y veo que Fran se escapa. ¡Me cago en...! Adelanto al "simpático", aprieto los dientes pero las piernas no me dan, así que me resigno e intento buscar mi ritmo soñando con enganchar más adelante. Por delante quedan 4 vueltas hasta completar 21.2 km y mucha tela que cortar. En la recta hacia el Millenium que pica hacia arriba me vuelve a pasar el que me hizo perder la rueda de Fran y me dan ganas de darle una colleja, pero prefiero reservar todas las fuerzas y giramos la rotonda y nos encontramos la sorpresa de la curva cerrada a la derecha, parecía una chicane de Moto GP, se me vino a la cabeza el pensar qué pasaría si la hacemos 30 tíos a la vez. Sin tiempo a pensar mucho más, meto plato y a dar pedales, nos pasan 2 y formamos un grupito a buen ritmo. Hacemos toda la recta
del paseo y veo que el grupo de Fran y Javi van como motos y cada vez nos sacan más tiempo, qué rabia. Como sé que por culpa de ese par de detalles (y falta de capacidad de sufrimiento en el 2º) en la T1 ya no voy a poder pelear por nada, decido no exprimirme en la bici y reservo para la carrera. Poco a poco, a medida que pasan las vueltas, el grupo se va haciendo más grande, cazando a varios compis de equipo (Roi, Carlos) y formando "el pelotón" de la prueba. En cada giro veo como Javi sigue tirando y cazando a los de delante, ya está en el grupo cabecero. Qué rabia, podía haber estado ahí. Pasan los km y sólo me preocupo de ir bien colocado en los giros para no cortarme ni caerme en un grupo tan numeroso y el resto del tiempo voy relajado pensando ya en la carrera. Así llegamos a la T2, en la que tengo que frenar un par de veces en seco para no chocarme con los que van por el otro pasillo. No pasa nada, unos segundos más al crono. Hago la larga recta hasta mi sitio en el box y después de una buena T2 salgo sobre la 6ª posición de mi grupo. Entre los que me animan está mi amigo Iván, que me dice que voy sobre el 30. Pongo ritmo de serie larga y a los 200 m., frente a las esclavas, me coloco 1º de mi grupo. No veo a nadie delante pero me encuentro bien y acelero pulsaciones, a tope. Giro a la derecha y empiezo la recta del paseo que pica hacia arriba, ya veo objetivos. En ese momento me cruzo al 
 1º, un chaval del dexter que corre que se las pela y por detrás viene ya Javi peleando por la 2ª posición. Aún me da más rabia y subo otro puntito, mientras me cruzo a un buen pelotón en el que van Pope y Fran de mi club. Sigo fuerte y voy descontando posiciones, a la vez que me animo cuando adelanto a alguno. Termino la 1ª vuelta y escucho muchos ánimos: Patri, Iván, Fede... y todos los compis del club que cada vez que me los cruzo también muestran su apoyo. No puedo fallar en mi sector favorito y echo el resto, a tumba abierta intentando cazar a los del grupo de cabeza que me sacaron más de 2 minutos en la T2. Dicho y hecho. Cazo a varios, entre ellos a Fran, pero veo que Pope va fuerte y me van a faltar metros. Aún así hago una "serie de 1 km" final para adelantar un par de posiciones más y hacer la recta por el paseo de la playa (abarrotada de gente) sin la presión de hacer un sprint y disfrutando de la llegada. Completo el último sector en 18'32" (13º parcial contando los élite) entrando en meta en 14ª posición en 1h 11' 12" a 3 minutos del ganador. No hubo para más. Por los 2 errores en la T1 (no poner el portadorsal y perder la rueda de Fran) perdí la oportunidad de pelear por el podium, pero aún así acabé con buenas sensaciones y como siempre de menos a más, un buen sabor de boca para la prueba reina de la semana que viene. Ya en meta veo a Javi, que me
cuenta que quedó 2º (después de salir del agua de 100...) y Pope de mi club de 8º, carrerones de los 2. Los felicito y voy un rato con Patri y Laura. Aprovecho para beber y comer un poco y después voy a felicitar a los de mi club que van llegando. Hay muy buen rollo entre todos y se nota. Nos hacemos unas fotos y comentamos las dificultades de la natación y de la bici. Aún así, acabamos todos muy contentos y con ganas de la siguiente. Cuando voy a recoger la bici me dicen que mi compi César ha tenido que abandonar en élite por una patada en las costillas en la salida de la natación; qué rabia, con las ganas que le tenía a esta prueba. Después de coger la bici veo un rato a los pros (intentando aprender algo) y comento mis fallos de novato a mi entrenador que estaba por allí. Después de otras cuántas conversaciones con los tricolegas, unas fotos con Patri y Laura en un marco incomparable y de vuelta a casa.
Puntos positivos de la prueba: ambiente, entorno, organización (exceptuando dejar la bici en box antes de la carrera).
Puntos negativos: salida peligrosa en natación (muy estrecha), giros peligrosos en la bici (muy cerrados y estrechos), poco tiempo para dejar la bici antes de empezar la prueba.
A pesar de la oportunidad perdida, pude comprobar que todo ha vuelto a la normalidad y que estoy casi al 100% (quitando las molestias de la planta del pie) para disputar una de las pruebas más importantes de la temporada y a la que tengo muchas ganas, el Hércules Xtrm de la semana que viene, por supuesto junto a muchos compañeros del club en un día que seguramente será para recordar durante mucho tiempo... ¡nos vemos en María Pita!

CLASIFICACIÓN IX TRIATLON RIAZOR

lunes, 19 de mayo de 2014

146ª SEMANA DE ENTRENO: REMANDO A CONTRACORRIENTE

Y vuelta la mula al trigo. Y seguimos con la ignorancia. Y seguimos criticando por criticar, restando en vez de sumar, remando en contra cuando lo único que realmente hacemos es perjudicar, en este caso, al deporte que practicamos y que nos apasiona, es decir, a nuestros compañeros (porque a los directivos esto no les salpica). En esta ocasión me refiero al "Hércules Xtrm", para mí la prueba reina de esta temporada y la que culmina la semana grande del triatlón en Coruña después de la disputa el fin de semana pasado del triatlón sprint. Una prueba con mayúsculas, de la cual escribiré una previa en los próximos días, pero que ya ha levantado polémica antes de su realización. Por desgracia, algunos de los que critican son conocidos míos o compañeros de carreras, pero no por ello voy a darles la razón, aunque cada uno es libre de pensar como quiera. La cuestión es la siguiente: en Coruña se disputa el sábado que viene un triatlón de media distancia, el primero urbano de Galicia; por diversas razones, que la mayoría desconocemos, como por ejemplo la cantidad de obras que hay en la ciudad, han tenido que recortar los 90 km del circuito ciclista hasta dejarlos en 77 km. Pues se armó. Gente en el facebook oficial poniéndolos finos, que si es una estafa, que les devuelvan el dinero, que sólo quieren lucrarse... ¿estamos locos o qué? Está claro que ninguno de estos ¿triatletas? saben lo que cuesta organizar una prueba de estas magnitudes (y no me refiero sólo al tema monetario, que ya es mucho) ni la suerte que tienen de poder disputar una carrera de estas características: por el centro urbano de una ciudad tan espectacular como Coruña, un sábado a las 3 de la tarde y con un montón de atractivos además de la propia prueba. Lo que no entiendo es cómo se puede criticar un triatlón que tiene toda la pinta de carrerón porque tienen que recortar 13 ridículos km al sector ciclista. ¿Acaso se piensan que los organizadores no querrían que fuesen 90 km? Por poder, se puede criticar la tardanza en poner los circuitos o información sobre la prueba (10 días antes), pero como han explicado ha sido por problemas con los permisos y por no poner algo provisional; también se puede opinar si te parece caro con respecto a otras pruebas; pero lo que no se puede es hacer el "hara-kiri" por recortar 13 absurdos km en una prueba como esta... a mí me parece de risa, el que quiera 13 km más que dé otra vuelta o que los haga en el calentamiento. Y sino ya sabe, para otra que no se apunte. Como ya he dicho en más de una ocasión, el boom de nuestro deporte es increíble, si todos remáramos a favor de corriente conseguiríamos grandes pruebas a buenos precios en muchos sitios, como así está ocurriendo; eso sí, si empezamos a criticar todo y a remar contracorriente lo único que vamos a conseguir es que la gente pase de organizar nada y tengamos que irnos a Lanzarote a pagar 500 euros (más viaje) para poder correr como nos manden y con las orejas agachadas. Así que, por favor, paremos de criticar tonterías y de decir chorradas e intentemos sumar nuestro granito de arena con críticas constructivas y participando en las pruebas que nos resulten atractivas, que son muchas. Y las que no, pues para los demás, que siempre habrá a alguien que les guste... qué viva el triatlón!

Siguiendo con el control de peso, este finde me he excedido un poquito con comidas y cenas fuera de casa, así que esta semana ha sido negativa, 400 gramos más que sumar para volver a rozar los 65: 64,8 kg en este caso. Supongo que entre 64 y 65 kg es mi peso "normal" comiendo bien y sin pasarme. Si me paso, pues engordo fácil hasta los 67-68 y si quiero bajar hasta los 62-63 tendré que abstenerme de caprichos y comilonas durante un par de semanas. La verdad, ahora mismo no estoy dispuesto, me encuentro bien y tampoco me preocupa demasiado bajar esos 2 o 3 kilos (aunque tampoco quiero irme por encima de los 65). Toca controlarse un poco para no llegar al "Xtrm" pasado de peso y poder correr decentemente. Complicado con la carga de hidratos que toca durante la semana. Cruzaré los dedos (y cenaré menos).

En cuanto a los entrenos, otra buena semana con un duro revés, aunque por suerte sin daños irreparables. La semana fue así:

Lunes, 12/5/14: Natación: 1h - 2.4 km (técnica)
Martes, 13/5/14: Carrera: 50' - 11 km (con 6 x 1 km).
Miércoles, 14/5/14: Gym: 30' circuito + Ciclismo: 1h 30' - 40 km + Natación (mar): 26' - 1.4 km.
Jueves, 15/5/14: Carrera: 40' - 8 km (progresivo).
Viernes, 16/5/14: Natación: 30' - 1 km (técnica con Castañón).
Sábado, 17/5/14: IX Triatlón de Riazor (0.75 + 21.2 + 5): 1h 11' 12". Puesto 14º.
Domingo, 18/5/14: Ciclismo: 3h 05' - 81.5 km + Carrera: 10' - 2 km.

Natación: 4 sesiones - 2h 10' - 5.5 km
Ciclismo: 3 sesiones - 5h 10' - 142 km
Carrera: 4 sesiones - 2 h - 26 km
Gym: 1 sesión - 30'
TOTAL: 9 SESIONES - 9 h 50'

En la media. Para mí, las semanas que entreno todos los días sin mayores problemas que el ritmo o el tiempo son buenas, independientemente de si lo hago mejor o peor. Así que contando que tuve competición el sábado y que no me fue tan mal pues estoy contento. Todo suma. Estos días las sesiones han sido más cortas, teniendo en cuenta que 2 días antes disputé el tri olímpico de Sanxenxo y que el sábado tocaba otro (en este caso sprint). Además, llevo ya bastantes días sin descanso y lo empiezo a notar. Y el martes volví a lesionarme en la planta del pie, por culpa de hacer el entreno en una pista de tierra; en el calentamiento pisé 2 o 3 piedras sueltas en la zona afectada y vi las estrellas; así que de estar casi curado a volver a cojear toda la semana y con dificultades para correr el sábado; aún así, no me molestó en la carrera y pude hacer un buen tiempo; eso sí, parece que la lesión dará la lata más de lo previsto, seguiré con el hielo y los ejercicios. Esta semana que viene toca seguir parecido, sin pasarse, porque llega una de las pruebas más esperadas de la temporada y toca ir con pies de plomo, aunque "la hoja de ruta" indica que tengo que seguir dando caña. Pero con el mal tiempo que anuncian para estos días (lluvia toda la semana) supongo que me saltaré algunos entrenos para llegar con las fuerzas a tope al "Hércules Xtrm". Muy motivado.

PLANETA TRIATLÓN

  • Este pasado fin de semana se disputaron en Galicia un montón de pruebas, tanto carreras populares, como ciclistas, trails, triatlón... para ver los resultados, basta con entrar en los enlaces que tengo a la derecha (correr en galicia, championchip norte, fegatri, federación gallega de atletismo...) y os enteraréis de todo lo que ha pasado.
  • El próximo fin de semana, como ya viene siendo habitual, se disputarán gran variedad de carreras, como por ejemplo: ciclismo (clásica de álvaro pino y marcha lobeira en carretera y 4ª Terras de Cedeira en BTT), populares (mazaricos, río mao (bóveda), CorreSan Campus Sur (Santiago), A Silva 2014, Muros), trails (Aldeas do Courel y II Cross Barbantia Roda (Boiro) y por encima de todo, claro está, el Triatlón "Hércules Xtrm", la prueba más esperada de la temporada (junto con el Ironman de As Pontes) para los triatletas gallegos (como ya he dicho, en breve haré una previa sobre esta carrera).
  • Este pasado fin de semana la "Triarmada" ha vuelto a hacer de las suyas: en la 3ª prueba de las Series Mundiales en Yokohama, Noya y Mola nos han brindado otro sprint para la historia (parecido al de Noya y Brownlee en Londres el año pasado) con victoria de nuevo para "Galicia Calidade" que se consolida al frente del Mundial, vaya crack. Además, Alarza 7º (enlace a la noticia) Y para redondear, la gallega Susana Rodríguez ganaba en su categoría (PT5) de paratriatlón (enlace a la noticia). Para saborear bien ese doblete español, aquí os dejo el "Enlace al vídeo - resumen de la prueba".
  • También este fin de semana se disputó por 1ª vez el 70.3 Ironman en Barcelona (quizás caiga algún día) y el Ironman de Lanzarote (otro de los posibles), con la participación en este último de Enhamed Enhamed, uno de nuestros mejores atletas paralímpicos (con varias medallas en Juegos Olímpicos en Natación) y que ha sido el 1º ciego en completar la prueba bajando de 14 horas (sin palabras, me quito el sombrero) (enlace a la noticia). Y Miquel Blanchart 2º.
  • Y ya no queda nada para la disputa del Campeonato del Mundo de Duatlón en Pontevedra en 2 semanas (31 de Mayo), sin saber si Gómez Noya participará finalmente. Será otra gran prueba para no perderse. 
  • Y aquí os dejo otra canción de esas de buen rollo, para disfrutar esos días de entrenos al sol y animarse aún más con la llegada del verano... ¡buena semana, salud y kilómetros! ¡nos vemos en Coruña!

viernes, 16 de mayo de 2014

LA PREVIA: IX TRIATLÓN DE RIAZOR (SÁBADO, 17/5/14, 11:00 h.)

FICHA TÉCNICA

Prueba: IX Triatlón de Riazor
Clasificatoria para el Campeonato Gallego de Triatlón Sprint 2014
Lugar: Playa de Riazor, La Coruña
Hora: 11:00 h. (también 10:00 popular, 12:10/12:30 élite f-m, 13:45 infantil)
Distancia: Sprint (0.75 km (1 v.) + 21.2 km (4 v.) + 5 km (2 v.))
Dificultad: baja (a no ser que el mar esté revuelto)
Inscripción: 18 euros (sólo federados)
Página web de la prueba: IX Triatlón de Riazor

Qué recuerdos. Hace 2 años debutaba en el mundillo tri en esta prueba, en distancia popular. Echando la vista atrás me hacen gracia y recuerdo con morriña gallega muchos momentos: los nervios que tenía, incertidumbre por cómo sería todo, estreno del material, sin conocer a nadie... y hacer esperar más de 3 horas a Patri porque pensaba que me darían un trofeo por quedar 3º de mi categoría...jajaja
2 años después de ese debut, ya con el culo pelao, vuelvo a la cita con la misma ilusión pero conociendo a fondo lo que me voy a encontrar, lo que tengo que hacer, conociendo a la mitad de los participantes y participando ya como "veterano de guerra". Contando los Polar será la 5ª vez que me lance a las aguas de la bahía coruñesa, esperemos que tranquila y que nos deje disfrutar del momento. Vamos con la prueba.
En primer lugar, el tiempo. Llevamos una semana de calor veraniego y las predicciones son de seguir igual, es decir, de día de playa. Así que punto a favor. La "zona 0" volverá a ser el paseo marítimo pegado al "Playa Club" (estadio de riazor). Las hostilidades comenzarán a las 10:00 h. con la prueba popular (más corta), 
a las 11:00 h. será la salida masculina A (mi prueba), a las 12:10 h. la élite femenina y a las 12:30 h. la élite masculina, las 3 pruebas en distancia sprint. Para poner el broche de oro a las 13:45 h. se disputará el "Nada y Corre" para los peques, que ya empiezan a pisar fuerte y habrá un buen número de ellos.
Por sectores: la natación será a 1 vuelta, 750 m. que se recorrerán haciendo una "U" invertida, esperemos que con buena temperatura y el mar tranquilo. En los años anteriores este sector no ha tenido mayores dificultades que unos cuantos golpes en el agua. Después habrá que hacer la T1 (con suerte corta si la marea está alta y eterna si la marea está baja) y salir con la bici en dirección al Millenium, 4 vueltas desde el monolito hasta la
rotonda de la casa de los peces para completar los 21.2 km del sector ciclista. Aquí, como siempre, se irá a todo trapo, importante saber coger rueda de los cracks y saber sufrir durante todo el trayecto. El circuito es totalmente llano con pequeños matices que habrá que tener en cuenta: el viento (mejor que no sople), las rotondas y los raíles del tranvía que el año pasado causaron algún accidente. Por lo demás es un recorrido para volar con la bici, aunque no están permitidas las "cabras". Y después de dejar la bici toca dar 2 vueltas a un circuito de 2.5 km desde el playa club hasta el millenium para completar los 5 km del sector de carrera y cruzar la línea de meta. Este circuito también es prácticamente llano, picando ligeramente
para arriba a la ida y para abajo a la vuelta. También se suele hacer a tope y la única dificultad será el calor que pueda hacer, pero no tiene mayores dificultades (eso sí, si nos hacen subir el repecho en el Millenium a más de uno le temblarán las piernas).
En definitiva, es una prueba ideal para debutar, perfecta para hacer una buena marca y exprimirse al 100% en un entorno espectacular y con un ambiente increíble. No es "barrer para casa" pero creo que está en el top de las mejores pruebas de triatlón sprint de Galicia. Por eso, por ser en mi ciudad y por el cariño especial que le tengo a esta prueba me he animado a participar, aunque esta distancia cada vez me atrae menos y prefiero distancias más largas.
Mi objetivo, tras el buen resultado la semana pasada en el Olímpico de Sanxenxo es disfrutar del "día del club" (vamos más de 20 del equipo) en mi casa, recordar lo vivido en años anteriores y abrir boca para la "prueba reina" que se disputará la semana que viene en el mismo lugar, el "Hércules Xtrm" de media distancia. Esta prueba me servirá como aperitivo, lo que no quiere decir que no vaya a dar el 100%, pero mucho más relajado que años anteriores y sin preocuparme el resultado. Además, volví a fastidiarme la planta del pie en un entreno y vuelvo a cojear, así que intentaré pasarmelo bien y coger sensaciones para la semana que viene... ¡nos vemos en Riazor!


jueves, 15 de mayo de 2014

59ª COMPETICIÓN: I TRIATLÓN RÍAS BAIXAS: CON BUEN PIE

Sábado, 10/5/14, 8:00 h.
I Triatlón Rías Baixas (Sanxenxo)
Campeonato Gallego de Distancia Olímpica
Distancia: Olímpica (sin drafting): 1.5 + 40 + 10
Dificultad: baja (bici con repechos)
Inscripción: 30 euros
Tiempo: 2h 20' 47"
Tiempo del 1º: 2h 05' 44" (-15'03")
Puesto: 49º de 279
Avituallamiento: agua, isotónica, fruta, barrita
Trayecto desde Betanzos: 1h 15' - 130 km
Puntuación: 9/10
Repetiría: SI
Un mes después del "tri-estreno" en Ovar, llegaba por fin una de las pruebas más esperadas de la temporada, distancia olímpica en una de las mejores zonas del verano gallego y con ese toque tan atractivo del "sin drafting", a la antigua usanza. Como el madrugón era considerable (a las 8:00 h. al agua patos) pues la mayoría optamos por hacer noche y levantarnos "con calma". Así, con los cerca de 15 flechas rojas de mi club presentes en el evento pintaba otra fiesta como en el Desafío Islas Cíes del año pasado. Pero un curso en Betanzos de Patri justo ese fin de semana truncó toda planificación y ni "briefing" ni recogida de dorsales y casi ni dormir. Así que cerca de las 10 de la noche del viernes, con un poco de pasta en el estómago y apurando, mochila y bici al coche y salida hacia Sanxenxo con noche cerrada. Casi 1h 30' después llegamos al hotel y gracias a
mi compi de equipo Nando, que me pilló el dorsal, pude colocar todo para no tener que andar aún más apurado por la mañana. Así que entre el desembarco, aparcar bien el coche (puesto que delante del hotel no se podía aparcar que pasaba el circuito de bici al día siguiente) y dejar todo "casi listo" pues casi la 1. No pasa nada, en Ovar dormí más o menos igual y me salió una buena carrera, así que a dormir. 
6:00 AM. 5 horas después, llegó el momento. Varios meses de entrenos con la vista puesta en este día (y en algunos otros), uno de los días grandes de la temporada. Desayuno fuerte, como siempre, revisar todo, hinchar la bici.... y a las 7 saliendo del hotel, con Patri aprovechando un rato más nuestra corta estancia en el hotel. Como estaba a unos 700 m. de la zona de boxes, aproveché para dar un paseíto con la
bici comprobando que todo estaba en orden y confirmando el estado del mar: plato total, como siempre. Así da gusto. Llego a boxes y buen ambiente, coches llegando y sin colas, buena organización. Empiezo a encontrarme a varios tricolegas y coloco todo entre risas y anécdotas con los compis de equipo. Al igual que en Ovar, vuelvo a dejar todo con tiempo suficiente para ir con calma hacia la playa, con las chanclas puestas porque la transición va a ser larga y no me fío aún de la planta del pie. Antes dejamos la mochila en el guardarropa (todo cerca, al igual que aparcar, pegado a boxes, un lujo) y a la arena, como los gladiadores. Llega el momento más difícil, probar el agua. Veraneo en Sanxenxo desde hace muchos años y soy incapaz de bañarme, siempre congelada. Pero no queda otra. Meto un pie y... perfecta. No me lo creo. Así que meto
el otro y... confirmado, está de 10. Qué guay, era lo que más miedo me daba. Así que caliento 5 minutos muy tranquilo y disfrutando el momento, junto a cientos de triatletas preparándose para la batalla. Salgo del agua "con el trabajo hecho" y veo a Patri y a Higinio (del "tri-esteiro", que no participa pero viene a animar a su compi Juan) animándome desde el paseo. En un ataque de valentía, decido darle las chanclas a Patri y arriesgarme a correr descalzo los cerca de 600 m. de transición confiando en que la planta del pie no se queje. Me despido y me coloco, como siempre, a la derecha del mogollón. Instantes previos a la salida. Tensión y ganas, uno de mis momentos favoritos. Por allí anda Hector, del club, lesionado de última hora que aún así ha venido para animarnos, un crack. Me destensa un poco y me preparo. Respiro hondo, huele a gran carrera, visualizo la salida y... ¡bocinazo! ¡a correr! Los jueces, antes de la salida, nos mandaron colocarnos entre las banderitas, pero unos cuantos seguimos la misma táctica... ¡al extremo! Así que los que evitamos el cuerpo a cuerpo corremos en diagonal en vez de hacia delante. Habrá que sumarle unos cuantos metros más al 1500, repartido en 2 vueltas con una corta carrerita por la playa entre vuelta y vuelta. No me agobio y entro al agua buscando mi sitio.
Tarda en cubrir, así que aún doy unas cuántas zancadas antes de tirarme al agua y empezar a bracear. Desde el principio ya voy cómodo, buena señal. Sin golpes, buscando referencias, todo bien. Al respirar hacia la izquierda marco las distancias e intento centrarme en la técnica y en aletear un poco. Me desvío un par de veces a la derecha pero vuelvo a marcar el rumbo correcto sin dificultad y llego al 1º escollo, la 1ª boya. Levanto la cabeza y veo a más de 100 tíos nadando a braza pegados, como un jacuzzi gigante en el que sólo se ven manos y cabezas. Paso, no es mi guerra. Así que tomo "el desvío de la derecha" y aún así me llevo algún regalito. Los 150 m. 
que separan las 2 boyas es el momento más difícil en el agua, gente por todos lados y alguno que se pasa de listo repartiendo más de la cuenta. La experiencia me permite no acelerarme y dejo que los toros bravos sigan su camino, confiado en devolvérsela en los 2 próximos sectores. Giro la 2ª boya un poco más tranquilo y de nuevo pongo mi ritmo de vuelta a la playa, teniendo que corregir de nuevo la posición hacia la izquierda para no comerme las rocas hacia las que iba. Salgo del agua tras la 1ª vuelta y tengo sensaciones de haberlo hecho bastante bien, así que me lanzo con ganas a por la 2ª. Ahora todo va más estirado y puedo nadar sin problemas, aunque tengo que levantar más la cabeza para buscar las referencias. Llegando a la boya casi me choco con Javi Ramos, uno de mis compis de entreno que también nada fatal, así que veo que lo estoy haciendo en mi línea. Me quedo con su gorro y sigo su estela. En el giro de la 2ª boya me vuelvo a desviar y lo pierdo. Da igual, queda el sprint final y acelero un poco, aún sabiendo que mi ritmo va a ser el mismo. Por sentirme pro un rato. Sin mayores complicaciones, salgo del agua y llegando a las escaleras de subida paso por delante de un crono que marca 29'56", en mi línea. Vamos bien. Segundo momento complicado: la T1.
O más bien, llegar a ella. Hay que cruzar la playa (corta), subir 10-12 escalones y correr cerca de 400 m. con cuesta incluida para coger la bici. Sólo pienso en mi planta del pie. En algunos momentos corro de "talón" para evitar males mayores y llego sin dificultad a los boxes, parando el crono en 31'07", parcial 158, más o menos por la mitad. Mucho que mejorar, pero nadando muy a gusto y en un marco increíble, galicia calidade por los 4 costados. Contento porque lo peor ya ha pasado, me quito el neopreno bastante rápido, me pongo el casco y salgo decidido a por el sector ciclista, 2 vueltas de 20 km en un circuito de ida y vuelta hasta la playa de A Lanzada. Aunque hay gente bastante friki que "necesita" ir a ver cómo es el circuito de bici para no llevarse sustos, yo soy de los que me gusta saber pero tampoco al pie de la letra, me gusta ir conociéndolo en la prueba y llevarme alguna sorpresa, por aquello de enfrentarme a los retos sin llevar el guión escrito. Vamos, globero total.
Así que me subo a mi bici disfrazada de "aero" con las ruedas nuevas de perfil (casi a estrenar, puesto que sólo las probé un par de días 30 km) y buscando frecuencia. Primera recta por el paseo aprovecho para beber un poco y buscar mi ritmo. Al terminar llegamos a la subida delante de mi hotel, primer repecho duro, empiezo a pasar gente. Bajadita hasta Portonovo y a partir de aquí repecho va, repecho viene. El circuito básicamente es una zona de llanos con un repecho por km, tanto a la ida como a la vuelta. Es decir, que para los cracks de la bici un buen circuito para rodar acoplado y forzar en los repechos y para los "humanos" como yo un auténtico rompepiernas si vas a darlo todo, como es el caso. Además, había que tener cuidado con el "no drafting", con varias motos vigilando. En los primeros km voy a lo mío, pasando a gente y algún mal nadador pasándome a mí. Sobre el km 5 encuentro mi sitio, junto a otros 6 o 7 corredores. En los repechos los paso pero en los llanos me pasan. Así que tengo que ir vigilando todo el tiempo la distancia, incluso un juez nos avisa un par de veces. Analizo las opciones, no puedo ir con esta tensión todo el sector ciclista. O aprieto y me voy por delante o me dejo ir y mantengo las distancias a lo lejos. Como a mí lo que me gusta es correr rápido 
escojo la 2ª opción para no cargar las piernas y me dejo ir por detrás. Poco después me doy cuenta de que he tomado una buena decisión puesto que los jueces sacan unas cuantas tarjetas amarillas (lo que significa 2 minutos en el penalty box del circuito ciclista). Sin la presión de acelerar o frenar, me encuentro más cómodo y empiezo a disfrutar de la carrera. Las vistas son espectaculares y hasta reconozco a algunos compis, con los que me cruzo. Por delante veo a César y a Jony muy juntitos, son los primeras espadas del club y están cumpliendo su papel. Llego al giro en A Lanzada y la vuelta se me hace bastante corta, sin la presión de los jueces y viendo alguna que otra sanción más. La gente se queja, alguna con razón y muchos otros con mucha jeta, sin darse cuenta que los únicos culpables de las sanciones somos los triatletas que no cumplimos las normas (yo sí, eh?). Muy complicado saber quiénes son los que van a rueda y los que no, depende del momento en que te pillen, la suerte también cuenta. Yo voy tranquilo y para mi sorpresa se gira en Portonovo para dar la 2ª vuelta, así que aún se me hace más corto. Como ahora ya sé lo que queda aprieto un poco y aprovecho una bajadita para comer media barrita, el ritmo no me permite masticar bien y me encuentro fuerte. Además, 
tras el giro en A Lanzada adelanto a Juan, del "tri esteiro", que el año pasado me ganaba y me sacaba tiempo en bici. Subidón y para delante, buscando nuevas referencias sin exprimirme. Tras llegar a Portonovo y ver a varios parados en el "penalty box", giro a la derecha de nuevo por delante del hotel y ya van algunos corriendo. Última recta a tope y subida hacia boxes. Llego a la T2 con un tiempo de 1h 11' 21" (parcial 55), a 33,6 km/h, se ve que las 2 pájaras de los últimos días han servido para darme un puntito más y completar un buen sector. Tras la experiencia de la carrera en Ovar, dejo la bici y me coloco bien los calcetines para correr sin preocupaciones. Pierdo algo de tiempo pero no me importa, quiero entrenar los próximos días sin ampollas ni heridas. Bien calzado, salgo a correr sin las gafas, puesto que durante el sector ciclista lloviznó un poquito y veo mejor sin ellas. El tiempo está gris, cubierto, pero perfecto para correr. Comienza mi carrera, ahora sí conozco el circuito de carrera y sé cuándo tengo que apretar. Tras la bajada inicial saliendo de boxes adelanto a varios del grupo ciclista que me precedía. Muy corto de entreno, con la incógnita de la planta del pie, no sé como voy a responder pero mi idea es dar el 100% hasta que reviente. Además, los ánimos de Patri, Héctor and company suben la moral y correr por el paseo viendo el mar es un lujazo. Decido no asfixiarme el primer km y buscar un buen ritmo. Son 2 
vueltas (ida y vuelta hasta Portonovo) de 5 km y se puede hacer muy largo. Metido en mis pensamientos llego al primer repecho, la cuesta delante del hotel y casi no me dan las piernas, bajo un poco el pistón y decido subir con calma. Me cruzo a los pros y a partir de aquí voy contando a los que llevo delante hasta el punto de giro, es una táctica que me entretiene y me hace olvidarme del sufrimiento en carrera. Llego a Portonovo y veo que la agonía aumenta hasta llegar al puerto, así que sigo a ritmo guardando un pelín, por si acaso. Me cruzo con Jony (va de 1º del club) y a César que lleva mala cara, raro. Llegando al giro también me cruzo a Jaime, de mi club, concentrado y con buen ritmo y justo delante veo otro tritraje del Triatlón Coruña. Ni idea de quién puede ser, hasta que lo adelanto. Es Pope, que va como un tiro y tiene fuerzas hasta para hablar conmigo. Como voy en modo "caza y captura" le hago un "ok" (no daba para más) y llego al giro. Me encuentro bien y dudo si tomarme el gel que llevo con cafeína por miedo al flato. Al final impera el sentido común y me lo tomo. Buena elección. Las fuerzas que empezaban a flaquear aparecen de nuevo y subo un puntito, pasando a Jaime justo al comenzar la 2ª vuelta. Faltan 5 km y ya es más complicado adelantar, los ritmos
son más parejos. Subo de nuevo el repecho con pasos cortitos y me lanzo hacia Portonovo. Me cruzo a César y va perdiendo tiempo, debe ir fundido. Giro y las piernas empiezan a fallar a falta de 2 km. Normal, llevo 3 semanas parado y 1 entrenando, bastante han aguantado. A pesar de todo, tiro de orgullo y aguanto el ritmo y la posición. Último repecho y aprieto el último km visualizando la meta pensando en terminar. Termina el paseo, subida de 100 m. hacia meta y en el último esfuerzo adelanto a otro corredor, llegando a meta en 2h 20' 47" (con un último sector de 38'18", parcial 22) en la posición 49. Aunque creo que mi posición real es sobre el 53, porque no aparecen los "eliminados por drafting" que llegaron antes, para mí es un resultado espectacular acabando con muy buenas sensaciones. No me paro ni a por la mochila. Busco a Patri y enfilamos camino al hotel, llegamos a tiempo para el desayuno buffet y es un hotel como para no perdérselo. De camino llega la peor noticia: veo a Jony, de mi equipo, tumbado con Héctor y los de la ambulancia, golpe de calor a falta de 100 m. para meta y al suelo. Qué bajón. Me quedo un rato con él y cuando veo que está mejor sigo camino para ver desde el hotel la llegada de los tricolegas que aún están corriendo
mientras me zampo una buena cantidad de donuts, napolitanas, bizcochos... con un par de colacaos. Está claro, soy de 3º tiempo. Pena no acabar todos los tris así, con estas vistas y este "recovery". Después de reponer fuerzas, duchita y vuelta con calma a "la zona 0" a saludar a los compis del club y a recoger la camiseta y la bici. Sin tiempo para mucho más, tras visitar unas cuantas tiendas con Patri, vuelta a casa porque la jefa seguía con el curso por la tarde. Eso sí, muy contento por haber participado y con ganas ya del siguiente, el próximo sábado en Coruña.
Opinión sobre la prueba: puntos negativos: horario (demasiado temprano), peajes del trayecto (una pasta). Puntos positivos: organización, recorrido, ambiente. Para el año, si puedo, repito... ¡nos vemos en Riazor!
PD: por cierto, a pesar del bajón de César (por culpa de una gastroenteritis) y el golpe de calor de Jony, 10º por equipos y con un montón de finishers con la elástica rojilla... ¡espectacular!

CLASIFICACIÓN I TRIATLÓN RÍAS BAIXAS