martes, 20 de febrero de 2018

TEMPORADA 7 (SEMANA 27): SUMANDO PUNTOS

¡Qué ricas las filloas! Y eso que soy más de orejas, pero cuando las tomas después de "un trabajo bien hecho" no hay duda que saben a gloria. Bromas aparte, después de la primera carrera hace 15 días en Carballo, no tenía muy claro que podía estar ahí arriba, sobre todo por el "pos-carrera" con varios días de sobrecarga en las piernas. Por eso intenté aprovechar hasta el miércoles de esta semana para seguir cargando y mejorando (favorecido por unas minivacaciones de Carnaval) y a partir del jueves ya me centré en entrenar, descargar y descansar pensando en el Trail de la Filloa del domingo. Creo que no lo hice tan mal, subiendo de nuevo al podium y siendo consciente que los 2 primeros están a otro nivel (ahora mismo), aunque tuve que pelear hasta los últimos kilómetros para conseguirlo en un trail más duro de lo previsto, tanto por el desnivel como por el barro acumulado después de muchos días lloviendo sin parar. Cada vez hay más gente que corre mucho y toca apretar los dientes para poder estar peleando por subir al podium en las carreras.
Pero la temporada no ha podido comenzar mejor y 2 podiums en 2 carreras indican que estoy haciendo las cosas bien, a pesar de no estar aún al nivel del año pasado. Queda mucha temporada, muchas pruebas y, al igual que el buen trabajo hecho esta semana, seguiremos intentando pulir día a día cada fallo y buscando sumar puntos para ver hasta dónde podemos llegar... GO!

TEMPORADA 7 (SEMANA 27): HOJA DE RUTA

Lunes, 12/2/18: Fitpower 1h + Bike 45' + Natación: 30' - 1.2 km
Martes, 13/2/18: Bike 1h 10' + Abd. 15' + Cinta 20' + Natación: 20' - 500 m.
Miércoles, 14/2/18: Fitpower 1h + Bike 50' + Carrera (trail): 45' - 11 km (cambios de ritmo)
Jueves, 15/2/18: Ciclismo: 50' - 20 km + Carrera: 35' - 6.5 km (series de 1km)
Sábado, 17/2/18: Bike 40' + Natación: 15' - 500 m.
Domingo, 18/2/18: TRAIL DA FILLOA (30 km): 3h 02' 44". 3º puesto.

Natación: 3 sesiones - 1h 05' - 2.2 km
Ciclismo: 5 sesiones - 4h 15' - 80 km
Carrera: 4 sesiones - 4h 45' - 51 km
Gimnasio: 3 sesiones - 2h 15' 
TOTAL: 14 SESIONES - 12h 20'

Con las malas sensaciones los días posteriores al Carballo Trail Race, decidí no pensar "todavía" en la carrera del domingo y como estaba de vacaciones entrené bastante de lunes a miércoles pensando en lo que vendrá. El jueves cambié la mentalidad y testeé con unos miles que las piernas estaban en su sitio. Un poco de cansancio (lo habitual) pero bien. Viernes descanso para recuperar, sábado entreno suave y el domingo a darlo todo sabiendo el nivel que me iba a encontrar en la prueba. 3 horas de máximo esfuerzo, final feliz y más de 12 horas al zurrón de "seguimos mejorando".

TEMPORADA 7 (SEMANA 27): ENTRENO INVISIBLE

PESO: 5. Peso semana anterior: 65 kg / Peso semana actual: 65.4 kg / Diferencia: + 400 gr.
Ojo, está claro que subiendo peso no puedo aprobar, pero es que el domingo, como "recovery" de la carrera me metí un cocido entre pecho y espalda con "doble de postres" que... Habrá que intentar bajar la aguja durante la semana para aumentar prestaciones.

DESCANSO: 7. Aunque los primeros días me metí bastante más caña de la que debería para una semana de competición, mi cabeza pedía a gritos seguir entrenando para recortar la diferencia "con los de arriba". De jueves a sábado trabajé según mi guión y el domingo me encontré bastante bien. Aprobado con nota.

GYM: 7. Sin faltar a mis clases "obligatorias" de fitpower y trabajando un poco abdominales por mi cuenta. Quizás, como siempre, estirar bastante más y alguna clase distinta para estimular a los músculos y que sigan al 100%. Pero en semanas competitivas no está nada mal.

TEMPORADA 7: AVANCE SEMANA 28: VOLVEMOS A AMES
Aunque no me gusta mucho repetir carreras, ahora que he empezado la temporada tengo ganas de competir y mejorar participando en carreras. Así que este próximo fin de semana el calendario indicaba 3 eventos en el monte: Trail do Castelo, Lucus Mountain y Trail Galaica en Ames. Y lo curioso es que ya he participado en los 3. Así que por descarte. El trail do Castelo, después de participar en la ultra hace 2 años, no me quedaron muchas ganas de volver (por el momento), demasiado duro a estas alturas. El trail de Lugo es chulo pero tengo una pequeña espinita de la Trail Galaica del año pasado; además, el recorrido me gustó mucho y de las 3 me quedo con esta última.
A ver como responden las piernas después del trail de la filloa, que fue bastante duro. Sé que aún me falta una chispa de velocidad, pero intentaré entrenar un poco hasta el jueves y luego tocar madera para llegar a tope el domingo a Ames y poder pelear por el podium... ¡buena semana, salud y kilómetros!



domingo, 18 de febrero de 2018

151ª COMPETICIÓN: TRAIL DO MANDEO 2017: CERRANDO A LO GRANDE

PRUEBA: V Trail Terras do Mandeo
FECHA: 10 de Junio de 2017
LUGAR: Betanzos (La Coruña)
DISTANCIA: 24 km (tb prueba de 14 km)
DESNIVEL: 2000 m. (acumulados)
DIFICULTAD: Media - baja
TIEMPO: 2h 06' 57"
TIEMPO DEL 1º: 2h 01' 22" (- 5' 35")
PUESTO: 3º
INSCRIPCIÓN: 12 euros
AVITUALLAMIENTOS: 3 + meta
ROPA UTILIZADA: Mallas cortas kalenji, térmica corta hoko
ZAPATILLAS UTILIZADAS: New balance leadville
PUNTUACIÓN: 9/10
REPETIRÍA: SI


Y después de infinidad de carreras, experiencias y kilómetros recorridos durante la temporada, con ganas de ponerle fin en los Pirineos en poco más de 3 semanas, imposible terminar mejor que corriendo el trail de mi pueblo, en casa y con mi gente. En mi lugar de entreno. Y con el vencedor de todas las ediciones (Turnes) y el más grande del panorama gallego (Arca). Esta es la historia.


Día soleado, buena temperatura, junio, cabeza puesta en una espectacular competición en los Pirineos y... me levanto para cerrar "temporada oficial" a 100 metros de casa y en mi territorio. Imposible pedir más. Quedo con mi compañero de entrenos Domin (que participa en el trail corto) y calentamos un rato por el pueblo, saludando a un montón de compañeros/amigos y disfrutando del ambiente. Nos deseamos suerte, salimos antes los del trail largo y 5' después los del corto. Respiro hondo, 3, 2, 1... ¡a por el Mandeo! Por delante, 30 km (en teoría, luego la práctica los dejó en 24) con un recorrido que me conozco bastante bien y por el que entreno todas las semanas. No sé si por eso, por "correr en casa" o por el premio de 100 euros que daban al primero que coronara la Espenuca (km 8) que salgo lanzado por las calles del pueblo, ritmo de 3'30"/km.
El primer km es de asfalto, con un pequeño repecho y el resto llano. En menos de 1 km nos quedamos solos Turnes y yo, pero de repente nos pasa Arca quitándonos las pegatinas y Turnes se pega a él justo antes de abandonar el asfalto y tocar tierra. Dudo un instante si seguirlos, pero mi cabeza me pide calma y se me escapan unos metros antes de la primera subida, de alrededor de 1 km que abre huecos, porque miro hacia atrás y ya no veo a nadie. Por delante, Turnes y Arca me sacarán unos 100 metros. No vamos mal. Un poco de llaneo por el monte y otra vez a subir, primero una pared de 200 metros de asfalto y luego otro km duro para arriba. Me abren otros 100 metros y ahora toca bajar hasta Chelo, donde ya los pierdo de vista definitivamente. Llego a Chelo, saludo a los del avituallamiento y comienzo la ascensión a la Espenuca, ritmo constante pero sin ver a nadie.
Me la conozco de memoria, sé que tardaré unos 13-14 minutos así que regulo perfectamente y corono a 1' de Arca (que gana los 100 euros) y Turnes. Ahora seguimos por un tramo algo más técnico picando para abajo y mi idea es regular un poco y disfrutar de la prueba. Así van pasando los km hasta llegar a la 2ª subida dura (de caminar) de la prueba. Sigo en solitario y eso ayuda, no voy a 1000 revoluciones pero las piernas empiezan a pedir papas. Después de 2 km picando para arriba, tramo rápido de bajada, llaneo espectacular por el borde de Chelo hasta llegar de nuevo al avituallamiento del aula de la naturaleza y coger a la derecha para iniciar el último tramo de carrera, en torno al km 16-17. Ni rastro de los demás corredores. Parece que estoy entrenando. Aunque por esta zona ya hay más voluntarios y gente animando. Además, voy cogiendo a gente de la carrera corta y eso siempre
distrae y anima. Ya me conozco lo que queda, después de otra pequeña subida y en pleno recorrido pistero mis piernas me piden llegar a gritos. Faltan 4 km y no quiero relajarme. Un poco de zig-zag por el monte esquivando troncos y después de otra pequeña bajada tras el último avituallamiento piso asfalto y sé que quedan alrededor de 2 km. Ya casi está hecho, pero voy muy justito y hay mucha gente del corto, que me impide saber seguro si los que vienen detrás son de mi prueba. Así que voy a todo lo que dan mis piernas y ya veo a lo lejos Betanzos, visualizo la meta y descuento los metros. Mi reloj marca 23 km y no sé si me he saltado algún tramo, porque en la carrera larga eran 30 km (en teoría). Un poco intranquilo porque no sé si lo he hecho bien, giro a la izquierda en el puente viejo y veo a Domin que ha venido a animar. Sonrío y hacemos juntos la entrada al casco
viejo con ese "cortafuegos" de asfalto que el año pasado me privó del 2º puesto en este mismo trail. El cansancio es el mismo pero no me estoy jugando el puesto, así que la sonrisa es mayor. Giro a la derecha y ya veo el arco de meta a lo lejos, último repecho con un ambientazo y un montón de gente animando... ¡subidón! Entro con un tiempo de 2h 06' 57", repitiendo el 3º puesto del año pasado, por detrás de Turnes (que gana otra vez la carrera, vaya animal) y Arca 2º, vaya podium. Además, Domin hace un carrerón entrando en el top-10 en el corto y toca celebrarlo en meta con toda la familia y amigos que están felicitándonos. El avituallamiento final es espectacular, con comida, música y la plaza del Ayuntamiento llena. Imposible cerrar la temporada mejor. Subo al podium con los 2 cracks y con la cabeza ya pensando en los Pirineos... ¡hasta la próxima!



- Correr "en casa", un orgullo y un placer.
- Organización muy buena, todo al detalle.
Salida/meta en el centro, un lujo.
- Ambientazo, sobre todo en meta.
- Avituallamiento final muy completo.
- Sin colas para recoger los dorsales.
- Recorrido muy chulo, pero no soy objetivo porque es mi "parque de recreo".
- Subir al podium en mi pueblo y con Arca es un subidón.
- Duchas a 300 metros en el pabellón municipal (también aparcamiento)





- Lo de "comerse" 6 km en el trail largo fue el único error de bulto de toda la prueba. Para el año lo remedian.

En resumen, no puedo ser objetivo con esta prueba porque es "mi carrera", un orgullo poder participar y muy contento de subir al podium por 2º año consecutivo. Está claro que siempre se puede mejorar (como ajustar esos km de carrera), pero el nivel organizativo está muy alto y tanto por recorrido como por ambiente y servicios puede ser una prueba referente en el panorama gallego. Por muchos trails del mandeo más... ¡hasta la próxima!

sábado, 17 de febrero de 2018

150ª COMPETICIÓN: TRAIL SAN SADURNIÑO: ENTRENO COMPETITIVO

PRUEBA: Trail San Sadurniño
FECHA: 4 de Junio de 2017
LUGAR: San Sadurniño (La Coruña)
DISTANCIA: 27 km (tb prueba de 16 km)
DESNIVEL: sobre 2000 m. (acumulados)
DIFICULTAD: media - baja
TIEMPO: 2h 22' 19"
TIEMPO DEL 1º: 2h 16' 58" (- 5' 21")
PUESTO: 2º
INSCRIPCIÓN: 15 euros
AVITUALLAMIENTOS: 2 + meta
ROPA UTILIZADA: Mallas cortas kalenji, térmica corta hoko, cinta compressport
ZAPATILLAS UTILIZADAS: Adidas Raven Boost
PUNTUACIÓN: 7 / 10
REPETIRÍA: DUDOSO


Con ganas de acabar la temporada, pero también de quitarme el mal sabor de boca de las últimas pruebas por culpa del tobillo, me apunté a esta carrera cerca de casa que tenía pinta de ser bastante corrible y adaptada a mis circunstancias. No había muchos inscritos, así que me lo tomaría como un entreno competitivo y a ver que tal iba.

Y allá me fui. La verdad es que al llegar me recordó al trail de Couzadoiro en pequeñito. Poca gente, en un pueblo con 4 casas, aparcamiento en una pista y todo muy familiar. Recojo dorsal y veo por allí a José María, un chico que conocí en otras carreras y que anda muy bien. También había algún conocido más, pero éramos sobre 20 corredores, un "entreno grupal". Troto un rato y nos llaman a la salida, nos dan 4 indicaciones y así sin más nos dicen que salgamos, sin arco de meta, ni cuenta atrás ni nada. Pues allá vamos. Antes de meternos al monte hay que hacer un bucle alrededor del pueblo y salgo a toda pastilla. En el km 2 se me une José María y ya nos vamos los 2 en solitario. El recorrido es bastante pistero, quitando un par de bajadas técnicas y algún tramo de subida duro. Eso sí, rompepiernas.
Al contrario que otros días, noto que las piernas no van finas y que mi compañero tiene más gas que yo. Aún así vamos quemando kilómetros en compañía y charlando de vez en cuando, así da gusto. Después de subir bastante rato, coronamos y vamos por una pista ancha hasta el avituallamiento, más o menos a mitad de carrera. No se ve a nadie por detrás y ya tenemos claro que el primer puesto nos lo vamos a disputar entre los 2. Espero a que José María beba (yo llevaba mi propia bebida) y seguimos, animados por los voluntarios. Tramo de bajada y seguimos por la pista ancha. Pero un poco más adelante llegamos a una bajada técnica y entre lo mal que bajo y el miedo a volver a torcer el tobillo hacen que mi compañero, que va como un avión, me quite las pegatinas y desaparezca en apenas 200 metros. Y aquí se acabó la carrera, porque a pesar de apretar en los siguientes kilómetros ni rastro de su sombra.
Además, imagino que por la carga de tantas carreras seguidas y por las ganas de acabar la temporada, no voy con el ánimo de remontar el tiempo perdido. Así que los últimos kilómetros me limito a acabar como pueda, vigilando la retaguardia y descontando los metros. Última subida dura, se me hace eterna y después de otra bajada "divertida" diviso el pueblo a lo lejos y aparece mi sonrisa de nuevo. Piso asfalto, un par de curvas y cruzo la alfombra en 2ª posición con 2h 22' 19", a 5 minutos de José María, que hace un carrerón. Muy contento y aún encima con la visita de mi padre, que vino a conocer más de cerca las locuras de su hijo. Ahora llega la broma: son poco más de las 12 y pregunto por la entrega de premios. Me dicen sobre las 2. Les pregunto si me dará tiempo a ir a casa y volver y me dicen que sin problema. Apuro para ir a Betanzos, pues tenía comida luego cerca de Ferrol, recojo a Patri y vamos a la entrega de premios. Llegamos a las 2 y ya estaban todos comiendo y con los premios repartidos, diciéndome que si lo quería fuera a recogerlo otro día al Ayuntamiento. Sin comentarios. Menos mal que pregunté antes. En fin, en parte fallo mío por irme pero... Aún así, contento por volver a pisar un podium y dar los últimos coletazos a la temporada sintiéndome rápido y peleando con los mejores... ¡a por la siguiente!


 - Recorrido rompepiernas, de los que me gustan si estás en forma, aunque bonito, bonito, tampoco.
- Bien señalizado, difícil perderse.
- Aparcamiento pegado a la salida/meta.
- Comida después de la carrera en la zona de salida/meta.
- Sin muchas colas para recoger dorsales, aunque éramos muy pocos.
- Voluntarios de 10, animando todo el tiempo.



- Poco ambiente, más un entreno competitivo que una carrera.
- Lo del podium sin más comentarios.









Sinceramente, en cuanto a organización y para iniciarse en el trail muy bien, pero por ambiente y recorrido no es una carrera de las que repetiría. Aún así, otra prueba más en el calendario que demuestra la buena salud del trail en estos años y que puede servir a mucha gente a tomar contacto con este deporte... ¡a por la próxima!

viernes, 16 de febrero de 2018

149ª COMPETICIÓN: TRAIL DO COUREL: Y VUELTA LA MULA AL TRIGO

PRUEBA: TRAIL ALDEAS DO COUREL
FECHA: Sábado, 27 de Mayo de 2017, 7:30 h.
LUGAR: Seoane do Courel (Lugo)
DISTANCIA: 38 km (tb. ultra de 82 km y corto de 15 km)
DESNIVEL: 4800 m. (acumulados)
DIFICULTAD: Media
TIEMPO: 4h 35' 41"
TIEMPO DEL 1º: 4h 18' 42" (- 17')
PUESTO: 6º (de 120)
INSCRIPCIÓN: 20 euros
AVITUALLAMIENTOS: 3 + meta
ROPA UTILIZADA: Mallas cortas kalenji, térmica corta hoko
ZAPATILLAS UTILIZADAS: New Balance Leadville
PUNTUACIÓN: 8 / 10
REPETIRÍA: SI

Después de haber disputado el año anterior la distancia ultra con un sabor de boca muy bueno (acabando en el top-10), decidí probar suerte con la distancia más pequeña porque tampoco tenía ni las piernas ni el tobillo para muchas alegrías. Y esto fue lo que pasó.
Como siempre, para ir al Courel o te quedas a dormir cerca o el madrugón es "muy importante". Así que, al igual que el año anterior, me voy con mi compañero de aventuras Pablo a pernoctar cerca de la salida, a una casa que tenemos apalabrada, y aprovechamos para recoger el dorsal, ir a la charla técnica, cenar por allí y soltar nervios. Al haber participado el año pasado, la experiencia es un grado y ayuda bastante sabiendo cómo funciona todo. Después de una buena cena, todo preparado y a dormir.
El domingo me levanto con ganas. Después de la temporada que estaba haciendo, me veía con posibilidades de hacer podium, aunque no tenía claro cómo respondería el tobillo en una prueba bastante técnica y dura. Troto un rato con Pablo, aunque llegamos bastante justos y me coloco por delante, deseándole buena suerte. Allá vamos.
Por delante, casi 40 km con bastantes zonas técnicas, ríos, barro, paredes verticales, bajadas increíbles y el Courel en estado puro. No apto para cardíacos. Y como siempre, increíble cómo sale la gente... y eso que tras una pequeña bajada del colegio hay una subida durísima por cemento para entrar en calor. Pues incluso varios de la ultra me sacan las pegatinas, quedándome en torno al puesto 30. Después de recuperar el aliento, comienzo a buscar mi sitio y voy ganando posiciones. Poco después llego a la subida más dura de la
carrera y ya tengo cerca al grupo cabecero, que aún es muy amplio. El ritmo es bastante similar y hasta coronar no se ve quién realmente va bien de piernas. Por suerte, he sabido regular y sigo adelantando hasta que en mitad de la bajada mi tobillo me la vuelve a jugar. No puede ser. Por tercera vez en poco más de 1 mes. Y es que cuando no está bien, no está bien. Sigo bajando suave, pero el dolor persiste. Después llaneamos un poco, pero en las zonas complicadas voy con mucho cuidado y pasándolo mal, además de desesperado porque me adelanta mucha gente. Decidido a abandonar, me encuentro a Jeff, compañero del CAS y voluntario en el Courel, y me paro a hablar con él y a contarle mis penurias. Me tomo un ibuprofeno para el dolor y estamos de conversación sobre 10 minutos mientras animamos a los corredores que van pasando. Ya un poco más calmado y con pocas molestias, 
me despido de Jeff y decido continuar hasta el avituallamiento para que me recojan allí. Ahora voy por un tramo algo más llevadero y cojo a un grupo que va a buen ritmo. Decido quedarme con ellos y cada vez me encuentro mejor. Tanto que en el avituallamiento me planteo seguir y ver hasta dónde llego. No sé si fue lo más acertado, pero justo nos adelanta un corredor y me pego a él, dejando al grupo atrás. Recupero sensaciones y me noto con fuerzas, adelantando gente y con el subidón de no tener muchas molestias; eso sí, sin arriesgar nada en las zonas técnicas y pisando con mucho cuidado para no fastidiarme del todo. Cerca del km 30 otra subida fuerte que me pone a prueba y parece que hasta el descanso me vino bien, porque paso a gente muy tocada y yo me encuentro a tope. Último tramo, rapidísimo, por una zona de bosque espectacular, en el que veo a los primeros de la ultra, 
que van como motos... ¡vaya ritmo! Llego al kilómetro final, que ya me conozco, y decido echar el resto, por si viene alguien por detrás. Bajada hacia el pueblo, último repecho hasta el colegio y falta rodearlo para entrar en meta. Veo otro corredor a unos pocos metros por delante y no me lo pienso, al ataque. Lo paso y entro en meta en 6ª posición con 4h 35' 41", quién me lo iba a decir a punto de abandonar 3 horas antes. Una mezcla de alegría por terminar tan bien y en esa posición y tristeza porque creo que tenía un podium en las piernas y no darme recuperado de una vez del esguince de tobillo, que sigue dando la lata. Duchita recuperadora y me quedo un rato con mis compañeros del Sada que también han participado en la prueba. Veo llegar a Pablo al colegio bastante cansado, y aún le falta la mitad. Le digo que abandone, pero decide seguir. Le doy ánimos y cuando se marcha me
voy a "darme un homenaje" al restaurante de Seoane do Courel y pongo rumbo a Betanzos, recordando un montón de momentos de esta prueba y cruzando los dedos para que las siguientes sean mejores y sin problemas físicos, que ya va tocando... ¡hasta la próxima!









 - El recorrido es increíble, uno de los secretos por lo que sigue teniendo gente esta prueba.
- La señalización es muy buena, con lo difícil que es balizar estas distancias y por estos recorridos.
- Sin colas para el dorsal, sobre todo porque la gente lo recoge el día anterior.
- Charla técnica sobre la prueba, siempre es un punto positivo y le da "caché".
- Aparcamiento cerca de la salida/meta, aunque mejor no llegar de los últimos porque es en la carretera y cada vez hay que aparcar más lejos.
- Muy buen ambiente, tanto el día anterior en el pueblo, restaurante... como en la zona de salida/meta. 

- Hora de salida. O duermes allí (o cerca) o te levantas a las 4 de la mañana para correr 40 u 80 km. Y aún así el madrugón es de traca.
- Oferta hostelera. Albergue y poco más. Por suerte conocemos a la señora de la casa de un pueblo próximo, sino iba a estar complicado dormir cerca.








El trail del Courel, y más en concreto la Ultra, es una de las pruebas míticas en el panorama gallego, una de las pioneras y es de esas pruebas que tienes que correr al menos una vez en la vida. Por un entorno increíble y con una buena organización, se la recomiendo a todo el mundo... ¡Galicia Calidade!

miércoles, 14 de febrero de 2018

TEMPORADA 7 (SEMANA 26): SIN PIERNAS

Fundido no, lo siguiente. Así me dejó esta semana la "Carballo Trail Race". No sé si fue porque era la primera carrera de la temporada, porque llevaba bastante carga encima o porque el primer tramo era todo para arriba. Pero me he pasado casi toda la semana con las piernas tocadas, notando cada músculo en cada paso que daba. Eso sí, a bruto no me gana nadie y no he descansado ni un día, no fuera a ser que mejorara antes de tiempo. Lo que más me preocupa son los gemelos, que los tengo con pinzas. Espero que no "me sienten" tan mal el resto de pruebas, porque esta no era muy dura y no me quiero imaginar las que quedan por llegar...
Como siempre, el cuerpo es sabio y el viernes el gemelo izquierdo me avisó que bajara el pistón. Sábado "tranquilo" y el domingo aguantó el envite. Más madera para llegar un poquito mejor al "Trail de la Filloa" en Zas, donde espero estar al menos con las piernas bien para poder dar todo lo que tengo y llegar con una sonrisa a la meta... GO!

TEMPORADA 7 (SEMANA 26): HOJA DE RUTA
Lunes, 5/2/18: Abdogym 30' + Bike 30' + Natación: 30' - 1 km
Martes, 6/2/18: Carrera: 50' - 12 km (cambios de ritmo)
Miércoles, 7/2/18: Natación: 20' - 600 m. + Bike 30' + Fitpower 1h + Abdogym 30'
Jueves, 8/2/18: Carrera: 1h 15' - 15 km (series de 2 km)
Viernes, 9/2/18: Fitness 45' + Natación: 30' - 1 km. Sobrecarga gemelo izquierdo.
Sábado, 10/2/18: Ciclismo: 2h 30' - 65 km
Domingo, 11/2/18: Carrera (trail): 2h 45' - 26 km

Natación: 3 sesiones - 1h 20' - 2.6 km
Ciclismo: 3 sesiones - 3h 30' - 90 km
Carrera: 3 sesiones - 4h 50' - 53 km
Gimnasio: 4 sesiones - 2h 45'
TOTAL: 13 SESIONES - 12h 30'

A pesar de mi "estado lamentable" el lunes, decidí hacer sesiones suaves a ver si recuperaba algo. El martes seguía igual, pero hice los cambios de ritmo como si estuviera cojo, un show. Miércoles viendo las estrellas en cada sentadilla y el jueves no me encontré tan mal durante las series pero al terminar casi no podía ni caminar. Así que el viernes casi rompo en la clase de fitness y ya me lo tomé un poco más en serio. El sábado salí suave a testear y no fue del todo mal y el domingo, a pesar de empezar con molestias, aguanté todo el entreno y no acabé tan mal como el domingo pasado. Otras 12 horas al saco de "vamos mejorando" y a ver si ayudan para pelear con los gallos en Zas.

TEMPORADA 7 (SEMANA 26): ENTRENO INVISIBLE

PESO: 6. Peso semana anterior: 65.5 kg / Peso semana actual: 65 kg / Diferencia: - 500 gr.
Parece que le voy cogiendo el truco y poco a poco vamos afinando y equilibrando lo que tengo que comer para estar en un peso decente para competir. Aunque llegan los Carnavales con el cocido, las orejas, fiestas... ¡no me quiero imaginar como voy a llegar a Zas! Eso sí, en las cuestas abajo tendré ventaja, porque las haré rodando...

DESCANSO: 2. Obviamente, cualquier persona con 2 dedos de frente, en el estado en que estaba el lunes/martes, habría descansado. Y con el aviso del viernes aún más. Está claro que el monte es lo mío, porque soy bien bruto. Ojo, no siempre más es mejor.

GYM: 8. Cumpliendo. Y encontrándome cada vez mejor en las clases, con la dinámica instalada en el disco duro y el cuerpo pidiendo cada vez más. Habrá que hacerle caso.

TEMPORADA 7: AVANCE SEMANA 27:  A PROBAR LAS FILLOAS A ZAS
Sinceramente, este año no tenía muy claro volver a participar en este trail. No porque no me gustara, sino porque al haber ido el año anterior no me gustar repetir mucho las pruebas. Pero hace un par de meses me llegó un correo de la organización en el que me invitaban a participar por haber ganado la 1ª edición y no podía decir que no... ¡detallazo! Así que esta será la 2ª prueba de la temporada (aunque hice muchas más en pretemporada) y volveré a intentar quedar lo más arriba posible. No será nada fácil, porque la prueba ha cogido caché con un recorrido y trato tan bueno, además de unas filloas espectaculares y se han apuntado cerca de 500 personas con el referente de Arca y otros grandes corredores como Bardanca (ganador en Carballo), Marcos Trelles... 
Toca darle un poco de intensidad hasta el miércoles, no explotar comiendo en las fiestas y descansar un poco los últimos días para buscar mi hueco en el corral... ¡buena semana, salud y kilómetros!



lunes, 12 de febrero de 2018

148ª COMPETICIÓN: TRAIL BRIGANTIA: COGIENDO CONFIANZA

PRUEBA: Trail Brigantia 2017
FECHA: 21 de Mayo de 2017, 10:00 h.
LUGAR: Novo Mesoiro (La Coruña)
DISTANCIA: 21 km (tb corto de 12 km)
DESNIVEL: 2000 m. (acumulados)
DIFICULTAD: baja
TIEMPO: 1h 57' 17"
TIEMPO DEL 1º: 1h 52' 23" (- 4' 54")
PUESTO: 3º
INSCRIPCIÓN: 15 euros
AVITUALLAMIENTOS: 2 + meta
ROPA UTILIZADA: Mallas cortas kalenji, térmica corta hoko
ZAPATILLAS UTILIZADAS: La Sportiva Mutant
PUNTUACIÓN: 9 / 10
REPETIRÍA: SI

Con el tobillo todavía fastidiado por culpa del esguince 2 semanas antes en el Trail de A Pobra pero con muchas ganas de competir, me planté en la salida del Trail de Brigantia con un vendaje y teniendo claro que no iba a arriesgar lo más mínimo. Aún así, poca cabeza porque aún tenía molestias. Pudo más el corazón y esto fue lo que pasó.
Al lado de casa, con muchos compañeros del club, sin dificultad técnica, no la había corrido nunca... al lío. Aparcamiento a 300 metros de la salida, saludo a un montón de compañeros/amigos y voy a por el dorsal. Con el buen tiempo que hace aprovecho para calentar un poco con Chinchilla, un compañero de club que corre bastante y hablamos sobre carreras y objetivos. Después de un pequeño trote, línea de salida y... ¡a correr! Si ya normalmente se sale rápido, en esta prueba que el primer kilómetro es por asfalto y con salida conjunta el trail corto y el largo... ¡pies para que os quiero! Me sitúo en torno al puesto 20 detrás de Chinchilla y nada más pisar monte... para arriba. Mucho zigzagueo y difícil adelantar en este tramo. No me preocupa, ya habrá tiempo aunque los primeros ya van por villadiego.
Por ahora el tobillo va bien y eso es lo importante. En el km 2, mi compañero Chinchilla pisa mal y se tuerce el tobillo. Me paro con él pero me dice que siga que está bien. Qué mala suerte, iba muy bien. Poco a poco, voy ganando posiciones. Aunque no tiene subidas muy duras, estas pruebas corribles engañan mucho, porque tienes que ir todo el tiempo a tope y son muy rompepiernas. Así que me distraigo buscando objetivos y tratando de adelantarlos. A mitad de carrera cazo a Maneiro y a otro chico y vamos juntos un rato, hasta que veo que se quedan en una subida y continúo progresando. Sobre el km 16 paso a un par de corredores más y veo a Cancelo a la vista, que va en 4ª posición. No me lo creo, porque no entraba dentro de mis cálculos llegar tan adelante. Veo que se para y me coloco cerca del podium, pero no veo a nadie más y tengo claro que será mi posición.
Pero a falta de 3 km veo en una recta a un corredor que se ha equivocado de camino y rectifica. Se me acaba de presentar el 3º puesto y no tengo pensado desaprovechar el ofrecimiento. El chico aprieta pero es una zona pistera y lo cazo a los 300 m. Vamos juntos un buen rato y me pongo a hablar con él. Bajando me quita las pegatinas, pero aún queda y confío en mi final.
Pero un kilómetro más adelante, en una pequeña subida, rompe con mis esquemas y me dice que tire que va fundido. No hago que me lo repita. Aprieto y me coloco en 3ª posición, impensable antes de empezar. Ahora sí que voy a todo lo que dan mis piernas y de la emoción tuerzo el tobillo que tengo mal y me vuelve a doler. Paro 10 segundos para moverlo y no tiene buena pinta. Pero queda poco más de 1 km y toca aguantar.
Además, es un tramo de bajada pero bastante estrecho e irregular. Y claro, con el tobillo tocado... lo vuelvo a torcer. Vuelvo a parar y miro hacia atrás por si viene el otro chico. Nada. Menos mal. Pero el dolor aumenta y sólo pienso en llegar. Regulo en esa zona rezando para no tener que abandonar y por fin piso asfalto y, bastante cansado y dolorido, hago los últimos metros saboreando el podium y cruzando la meta en 1h 57' 17" en 3ª posición. Más feliz que una perdiz y aún sin creérmelo. Eso sí, también fastidiado por arriesgar el tobillo y correr sin estar preparado, a ver en que queda "la broma". Pero ahora es el momento de celebrar el podium, comer algo, recoger el trofeo, disfrutar del ambiente espectacular con buen tiempo, hablar con los amigos... todo ese 3º tiempo que en los trails es una pasada y que también nos engancha. Hora de comer. Cojo los bártulos, me despido de mis compañeros/amigos y de vuelta a casa pensando en recuperar el tobillo para la próxima aventura.

 - Organización espectacular: zona 0 top, speaker, ambiente... ¡y el tiempo también ayudó!
- Recorrido rompepiernas, de los que se puede correr de principio a fin si tienes fuerzas... ¡me gustan!
- Muy bien señalizado.
- Sin colas para recoger el dorsal.
- Aparcamiento cerca de la salida/meta (300 metros).
- Duchas con agua caliente en la meta, se agradece.
- Hora de salida: las 10, cerca de casa, es perfecta.
- No quiero ser pesado, pero insisto en que la entrega de premios se debería hacer antes de que lleguen los últimos (sobre todo si hace mal tiempo), que ya no queda casi nadie y llevas esperando 2 o 3 horas para subir al podium y marchar para casa. Ojo, repito, es una opinión personal. Y dejar para el final sorteos o pinchos.









La verdad, esta carrera me sorprendió porque a pesar de celebrarse en una zona urbana, el recorrido tenía bastante monte y aunque no era técnico fue muy divertido y duro a la vez. Organización perfecta y con el buen tiempo que hizo la "zona 0" estaba espectacular. Poco más se puede pedir. Si puedo repito... ¡hasta la próxima!

domingo, 11 de febrero de 2018

147ª COMPETICIÓN: TRAIL GALAICA A POBRA: Y LLEGÓ LA DE ARENA

PRUEBA: Trail Galaica Concello da Pobra
FECHA: 7 de Mayo de 2017, 10:30 h.
LUGAR: Pobra do Caramiñal (La Coruña)
DISTANCIA: 24 km (tb. trail corto de 13 km)
DESNIVEL: 2000 m. (acumulado)
DIFICULTAD: Media 
TIEMPO: Abandono por lesión
TIEMPO DEL 1º: 2h 25' 18"
PUESTO: Abandono por lesión
INSCRIPCIÓN: 15 euros
AVITUALLAMIENTOS: 3 + meta
ROPA UTILIZADA: Mallas cortas kalenji, térmica hoko
ZAPATILLAS UTILIZADAS: La Sportiva Mutant
PUNTUACIÓN: 8 / 10
REPETIRÍA: SI

Y como siempre, en el mejor momento y con las ganas al 100%... giro de tuerca y todos los planes y objetivos por los suelos. Eso sí, que me quiten lo bailao. De todo se aprende y, como no, esta prueba me sirvió para recordarme que todo lo que sube... baja.
Increíble. Llegaba a la prueba de A Pobra liderando el circuito Trail Galaica y como uno de los favoritos al triunfo final. Y 4 meses antes no me conocía ni el tato. Lo que cambia el panorama. Y con lo que me gusta a mi ir de tapado. En fin, haciendo cábalas sobre la estrategia a seguir y con la confianza por las nubes, aparco en A Pobra y me pongo a saludar a todo el mundo. Claro, tantas carreras que al final acabas haciendo amigos, aún más en el trail con el buen rollo que hay. Aparco no sin dificultades, porque la salida era en el mirador de la Curotiña y no había mucho sitio. Además, no está pegado a la salida y me toca "calentar" para recoger el dorsal y no llegar tarde a la salida. Me cambio rápido, dejo todo en el coche y vuelvo a trotar hasta la salida. Campeonato de Galicia de Trail, fecha marcada en rojo en mi calendario, con ganas de "decir algo" y muchos gallos para pelear. Silbato y... ¡allá vamos!
Para variar, salida con la lengua fuera, a toda pastilla. Se ve que había ganas. Trato de no perder muchas posiciones pero a los 100 m. y tras girar a la izquierda empieza la fiesta con un descenso técnico que provoca varios tapones y me pasan como aviones. No arriesgo y tampoco me preocupa quedarme un poco atrás, porque ya estoy acostumbrado a remontar puestos. Aprovecho para disfrutar de las espectaculares vistas que ofrece el lugar y al paso por meta (km 2) estaré en torno al puesto 15 y visualizando a lo lejos a los primeros. Todo controlado. Llegamos al tramo de pisteo y gano posiciones, justo antes de iniciar el ascenso duro de la prueba, a la Curota; el mismo ascenso que había hecho la semana pasada en el trail de Ribeira, así que me conocía la subida a la perfección. Voy regulando y aquí ya cazo al grupo importante con Pablo, Maneiro, Hugo y unos cuántos corredores más, con
Victor y Alberto escapados. Vamos bien. Coronamos y mi idea es dejarme llevar por el grupo en un terreno que ya conozco. Y aquí cometí el error que me costó la carrera, el circuito y cambió el rumbo de "la temporada perfecta". Me confié. Y en un pequeño salto mi tobillo giró demasiado. Buff, qué dolor. Me paro y rezo para chequear y que se quede en un susto. Nada. Sigue el dolor. Veo como se aleja el grupo y todas mis aspiraciones. Rabia. Impotencia. Intento trotar probando en caliente y al llegar a la zona de pista vuelvo a meterle la marcheta, cazando a varios corredores. Pero las molestias van a más y aunque en las subidas no tengo problemas, en las bajadas cada vez me duele más y me doy cuenta que no voy a acabar, que aún falta mucho. Así que con todo el dolor de mi corazón decido parar en el segundo avituallamiento de la carrera y abandonar, creo que por primera
vez después de casi 150 carreras. Alguna tenía que tocar. Y la experiencia tiene que servir para algo, puesto que en el trail de As Pontes me había pasado algo parecido, acabé y luego estuve casi 3 meses tocado del tobillo. 
Aviso al chico del avituallamiento que llama y dice que me vienen a buscar enseguida. Como hace buen día, trato de no pensar en lo que acabo de perder (no sólo la carrera, sino el circuito Trail Galaica en el que iba líder al no puntuar) y por primera vez como algo en un avituallamiento, alguna tenía que ser la primera. Si está rico y todo. Doy ánimo a los corredores y ayudo al chico a rellenar las bebidas y colocar las cosas. Pasa el tiempo y allí no aparece nadie. Después de hora y media, teniendo claro que habría llegado antes corriendo, le digo al chico que si no hay otra opción de ir y por suerte aparece un fotógrafo que se ofrece a llevarme... ¡gracias!
Porque aún encima de abandonar voy a llegar más tarde a casa que si hubiese ganado. Me dejan en meta y sin muchas ganas de historias me subo al coche y pongo rumbo a casa deseando ponerle hielo al tobillo y rezando para que no sea un esguince muy fuerte. Y replanteando lo que queda de temporada. Y valorando todo lo conseguido hasta el momento. Lo que se aprende de un contratiempo y cómo ayuda a reflexionar un esguince. Eso sí, contando los días para volver al ruedo y ponerme un dorsal... ¡hasta la próxima!

 - Lugar de salida/meta espectacular.
- Horario: salir a las 10:30 h. es un lujazo, ya estoy cansado de tantos madrugones.
- Ambientazo, así da gusto competir.
- Señalización de 10, muy difícil perderse.
- Organización muy buena, se ve que llevan varias pruebas a las espaldas.
- Muchos voluntarios y animando en todo momento.
- Avituallamientos completos y bien colocados.
- Recorrido "galicia calidade", con vistas increíbles, tramos técnicos, otros pisteros y una subida top.

- Salida a la vez de la distancia corta y larga, no lo acabo de ver si vas compitiendo y no sabes contra quién. 
- Aparcamiento un poco alejado de la salida / meta, pero que sirvió para calentar.
- Colas para recoger dorsales, sin tiempo a calentar.
- Sin duchas en meta, imposible saliendo desde un sitio tan increíble como el mirador de la Curotiña.
- Lo de tener que esperar más de 1 hora y media para que viniesen a buscarme y que al final me llevase el fotógrafo... de traca. Esto sí que no me gustó nada, pero es lo que hay.


Como digo siempre, lo que cambia todo en apenas segundos. Y lo que son las carreras. Pasé de inicio a disputar la carrera, el campeonato de Galicia y a seguir liderando el circuito Trail Galaica a la nada. Anotado en el cuaderno de bitácora: no relajarse hasta cruzar la meta... ¡a por la siguiente!

sábado, 10 de febrero de 2018

146ª COMPETICIÓN: TRAIL DO BARBANZA: EN "MODO ARCA"

PRUEBA: Ultratail do Barbanza
FECHA: 30 de abril de 2017, 9:30 h.
LUGAR: Ribeira (La Coruña)
DISTANCIA: 35 km (también pruebas de 20 y 60 km)
DESNIVEL: 3000 m. acumulados
DIFICULTAD: media
TIEMPO: 3h 30' 47"
PUESTO: 1º 
INSCRIPCIÓN: 20 euros
AVITUALLAMIENTOS: 5 + meta
ROPA UTILIZADA: Mallas kalenji, térmica hoko
ZAPATILLAS UTILIZADAS: La Sportiva Mutant
PUNTUACIÓN: 9 / 10
REPETIRÍA: SI

Después de 5 pruebas en territorio gallego desde el inicio de temporada con otras tantas victorias, llegaba al Trail do Barbanza con ganas de continuar la racha. Aunque mi idea inicial era participar en la ultra de 60 km, los 85 km de la Rioja Ultra Trail de la semana anterior y la disputa la semana siguiente del campeonato gallego en A Pobra me hicieron recapacitar un poco y conformarme con la de 35 km.
Así que allá me fui con la moral por las nubes y el cuerpo con un tute importante. Eso sí, mi estado de forma era inmejorable. Aparco sin dificultades al lado de la salida, cojo dorsal, caliento un poco con Javi (del CAS) que vino a correr la misma distancia y nos colocamos en la salida en torno a 50-60 valientes. Mi idea era salir rápido, para seguir el ritmo de los primeros y  luego ir viendo cómo iban mis piernas y la prueba. Conocía a un par de corredores buenos, pero de los demás ni idea. Cuenta atrás y arrancamos. Primeros metros en bajada y salgo a tumba abierta. Se coloca otro chico a mi par y enlazamos la bajada con un tramo de paseo fluvial llano, suelo de pista y zig-zag continuo. Miro el reloj y marca ritmo de 3'45"/km. No vamos mal. Echo un vistazo a ver cómo vienen los demás y casi me asusto. No viene nadie. Km 2 y por lo menos hay un hueco ya de 30 segundos. Así que me centro en mi compañero de aventuras, al que no conozco de nada, pero al que su respiración empieza a delatar. Sin más especulaciones, decido esperar hasta la primera rampa que no tarda en llegar. Efectivamente, se queda. El recorrido empieza a picar hacia arriba y pasamos de zonas de pista a monte "galicia calidade". Km 6 y ya no veo a nadie ni de lejos. Si no fuera una carrera pensaría que me estaban
gastando una broma. Llego a la subida más dura de la prueba, un cortafuegos interminable que hay que tomarse con calma para llegar arriba y tener piernas para seguir. Como al mirar hacia abajo no veo a nadie sigo tranquilo y corono sin agobios y disfrutando de la mañana, con un tiempo perfecto para correr. Aunque voy sólo, intento mantener el ritmo y no distraerme para no torcer un tobillo ni perderme. Intento pensar en otras cosas y van pasando los kilómetros hasta llegar a la segunda subida importante, en la que, tras coronar, vuelvo a mirar hacia abajo y no viene nadie ni a 15 minutos. Ahora ya sé lo que vive Arca tras ganar cada carrera. Con la carrera casi en el bolsillo, pongo rumbo hacia meta en bajada y vuelvo sobre mis pasos, enlazando de nuevo el tramo del paseo fluvial y coincidiendo con 
corredores de la prueba corta de 20 km. Un buen motivo para distraerme y tratar de adelantarlos, nunca me acabo de fiar si serán de mi prueba o no, aunque obviamente no lo son. Me centro tanto en ir pasándolos que sigo a 2 chicos y me paso la señalización que quedaba a la izquierda. Los cazo y hace un rato que no veo señales. Mal rollo. Se lo digo y seguimos hasta el final del paseo llegando al centro del pueblo. Allí vemos a otros 2 corredores que están tan perdidos como nosotros. Mi corazón va a 3000. Cada uno busca en una dirección pero nada. Pienso en volver hacia atrás, con mi cabeza dando la carrera por perdida después de lo "fácil" que me había sido y uno de los chicos dice que cree que sabe donde es la meta. Así que lo sigo a trote cochinero buscando balizas desesperadamente. Descendiendo mis posibilidades de ganar a cada minuto que pasa, cruzamos el pueblo y giramos a la izquierda. 
Debemos llevar perdidos unos 15 minutos y me dan ganas de llorar de la impotencia. Un poco más adelante, el chico dice que la meta está por esa carretera y acelero; comienzo a ver coches aparcados de la carrera y mis piernas expulsan ácido láctico por cada poro. Ahora sí veo la zona de meta y bastante resignado la cruzo sin saber mi posición, hasta que el speaker dice que soy el ganador. ¿En serio? ¿tanta ventaja llevaba? Buff, subidón después del susto. 6ª victoria de la temporada parando el crono en 3h 30' 47". Después de una pequeña entrevista del speaker con una sonrisa de oreja a oreja entra el 2º clasificado 5 minutos después, la equivocación no salió cara por poco. Me voy a duchar y espero a que llegue Javi para felicitarlo y me voy con él y con Cris a la entrega de premios. Nos hacemos unas cuántas fotos, picamos algo por allí y, como casi siempre, inicio el camino de regreso a casa porque es domingo y tengo alguna comida familiar pendiente de que vuelva. Eso sí, con la sensación de estar viviendo el mejor momento de mi vida en este deporte y encontrarme en un momento de forma espectacular. Y por supuesto, pensando ya en la prueba de la semana próxima en A Pobra con un montón de gallos... ¡y qué ganas de que llegue ya! 


 - Organización muy buena, buen trato al corredor y todo muy controlado.
- Aparcamiento pegado a la salida/meta.
- Recogida de dorsales sin colas (tampoco éramos demasiados).
- Señalización muy buena (a pesar de perderme casi al final).
- Recorrido muy bonito con una subida espectacular.
- Duchas pegadas a la meta.
- Avituallamientos de sobra y bien colocados.
- Voluntarios animando sin parar.



- Quizás, como digo en todas las pruebas que hago podium, yo daría los trofeos cuando los 3 primeros estuviesen en meta, con toda la gente, y dejaría para el final sorteos o comida. Pero tener que esperar 2 o 3 horas para recibir un premio para llegar tarde a comer... Ojo, es sólo una opinión, que espero encantado, pero tanto tiempo a veces se hace muy pesado. 






En definitiva, una prueba a la que tenía muchas ganas y que no me defraudó, con un recorrido muy chulo y una organización de 10, gran broche al circuito de "Revolutrion Trail Series". Espero poder participar algún año en la distancia ultra... ¡hasta la próxima!